El Cardenal de Madrid invita a participar en el tradicional Vía Crucis en la Plaza de Oriente

El Cardenal Arzobispo de Madrid, Antonio Mª Rouco Varela, ha dirigido una carta pastoral a todos los párrocos y rectores de Iglesias, sacerdotes, miembros de vida consagrada, directores de colegio y dirigentes de asociaciones y movimientos laicales. En ella recuerda que, “como preparación al Triduo Pascual, forma parte de nuestra tradición devocional” el Vía Crucis “que todos los años celebramos el Miércoles Santo”.

Este año, explica, el el Vía Crucis “tendrá lugar el miércoles santo, 4 de abril, a las 19 horas, en la Plaza de Oriente. Como preparación al triduo sacro, nos ayudará a vivir la pasión de Cristo que tuvo lugar a causa de nuestros pecados. Es un acto de intensa oración, silencio y agradecimiento a Cristo por el amor infinito que nos mostró asumiendo padecer por toda la humanidad. El año pasado, lo hacíamos con la mirada puesta en el gran Vía Crucis que el Papa celebraría en verano durante la Jornada Mundial de la Juventud. Este año, será el recuerdo de ese inolvidable acto lo que nos ayudará a dar gracias por aquel acontecimiento tan conmovedor, que hizo presente la piedad del pueblo cristiano. Os animo, pues, a participar en este camino de la cruz, y a uniros a Cristo con vuestra propia cruz, ofreciéndoos como Él por la salvación del mundo”.

“Este año, los actos de la Semana Santa se realizan bajo el lema ‘Ahí tienes a tu Madre’ (Jn 19,27). María permaneció unida a Cristo en toda su vida, y de modo especial en los misterios de su pasión. Al pie de la cruz se nos dio como Madre. Nadie como Ella nos enseñará a acompañar a su Hijo y hacer de nosotros verdaderos discípulos de Cristo. Que también ella os acompañe durante el itinerario cuaresmal para vivir con fe y devoción los misterios que nos salvan”, concluye.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 43941 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).