Monseñor López Llorente presidirá una celebraciónde reconocimiento de los testigos de la fe en Onda

El Obispo de Segorbe-Castellón, monseñor Casimiro López Llorente, presidirá este domingo próximo, 25 de marzo, una eucaristía de reconocimiento de los mártires de la persecución religiosa del siglo XX en España, cuyos restos se encuentran en la parroquia de la Asunción de Onda. Este acto tiene como único objetivo recordar el testimonio de fe de estos fieles que, en palabras de Juan Pablo II durante la homilía de beatificación de 233 testigos de la fe españoles en 2001, son “la prueba más elocuente de la verdad de la fe, que sabe dar un rostro humano incluso a la muerte más violenta y manifiesta su belleza aun en medio de atroces padecimientos”.

En aquella ocasión, el beato Juan Pablo II mantenía que “es preciso que las Iglesias particulares hagan todo lo posible por no perder el recuerdo de quienes han sufrido el martirio”. Diez años después y a las puertas de un Año dedicado a la Fe por iniciativa de su sucesor, Benedicto XVI, se vuelve a pedir que las Iglesias diocesanas hagan memoria de su historia y de sus santos y testigos de la fe.

Para la Iglesia católica, los mártires son personas que han entregado su vida “como testimonio de la verdad del Evangelio, que los había trasformado y hecho capaces de llegar hasta el mayor don del amor con el perdón de sus perseguidores”, según los describe Benedicto XVI en su carta apostólica para convocar el Año de la Fe, Porta Fidei (octubre de 2011).

Juan Pablo II enumeró en la homilía citada las características de los mártires católicos: “Eran hombres y mujeres de todas las edades y condiciones: sacerdotes diocesanos, religiosos, religiosas, padres y madres de familia, jóvenes laicos. Fueron asesinados por ser cristianos, por su fe en Cristo, por ser miembros activos de la Iglesia. Todos ellos, según consta en los procesos canónicos para su declaración como mártires, antes de morir perdonaron de corazón a sus verdugos.” “No estuvieron implicados en luchas políticas o ideológicas, ni quisieron entrar en ellas”.

Por todo ello, el fruto del recuerdo de los mártires nunca es de confrontación. Durante la beatificación de 2001, Juan Pablo II exhortaba a que “su recuerdo bendito aleje para siempre del suelo español cualquier forma de violencia, odio y resentimiento”.

Mártires contemporáneos

El siglo XX ha sido el periodo en que más hombres y mujeres cristianos han sido asesinados por motivos religiosos. Al final de cada año, la Santa Sede hace públicos los nombres de los mártires contemporáneos, las personas que han perdido la vida al servicio del Evangelio durante los últimos doce meses. Algunos son muy conocidos, como el obispo de Mosul, secuestrado y asesinado en febrero del 2008, mientras que otros son desconocidos para la gran parte del público.

Precisamente, el representante de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), Massimo Introvigne, propuso hace un año al Consejo de Europa la creación de una jornada europea de los mártires cristianos para recordar a todos los que en nuestro tiempo han sido asesinados por el odio a la Iglesia y con el fin de luchar contra la intolerancia y la discriminación.

Introvigne propuso la fecha del 7 de mayo, en recuerdo del gran evento ecuménico que Juan Pablo II organizó en el Coliseo ese mismo día del 2000, con ocho “estaciones” que recordaban a los principales grupos de mártires cristianos de nuestro tiempo: las víctimas del totalitarismo soviético, del comunismo en otros países, del nazismo, del ultra-fundamentalismo islámico, de los nacionalismos religiosos violentos en Asia, del odio tribal y anti-misionero, del laicismo agresivo y del crimen organizado.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 40978 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).