El Obispo de Cartagena bendice la Casa Cuna “La Anunciación” de Sucina

“La vida es un don, acógela. Nosotros te ayudamos”. Con el fin de defender la vida, la Casa Cuna “La Anunciación” da a conocer su misión de apoyar a las madres gestantes que, por verse sometidas a situaciones de exclusión social de cualquier tipología o que hayan recibido malos tratos, tanto físicos como psicológicos, se vean abocadas a poner en riesgo la vida humana que se está desarrollando en ellas. Esta Casa Cuna, dirigida por las Hermanitas de la Anunciación, ha sido bendecida e inaugurada en Sucina, en un acto presidido ayer jueves por el Obispo Diocesano de Cartagena, Monseñor José Manuel Lorca Planes, en el marco de la Jornada por la Vida que se celebrará el próximo 26 de marzo.

Alrededor de un centenar de personas han asistido a este evento, entre ellos la Segunda Teniente de Alcalde y Delegada de Bienestar Social y Sanidad del Ayuntamiento de Murcia, María del Carmen Pelegrín; el Concejal de Distrito 8º de Campo de Murcia, Manuel Durán; varios Vicarios Episcopales; la Superiora Provincial de las Hermanitas de la Anunciación, Matilde Gil; los miembros del Patronato de la Fundación; el Delegado Episcopal de Familia y Vida, Pedro Tudela; el Director del Instituto Juan Pablo II, Alberto Guerrero; el Director del Instituto Teológico de Murcia, OFM, Pedro Riquelme; el párroco de Nuestra Señora del Rosario de Sucina, Mariano Carretero, representantes del Centro de Orientación Familiar Mater Familiae, así como de otras instituciones y asociaciones provida. El Obispo de Cartagena ha bendecido las diversas estancias de la Casa y ha depositado el Santísimo Sacramento en el interior del Sagrario de la Capilla.

Según han comunicado, la finalidad de esta Casa es “la práctica de la caridad evangélica, tanto espiritual como temporal, mediante la promoción de todo tipo de acción, actividad u obra de atención a las jóvenes embarazadas y las madres con hijos de corta edad, que sufran riesgos de aborto o de su salud, por causas de maltrato, marginación social, penuria económica o similares, prestándoles auxilios materiales y espirituales, sin que en ningún caso lleve consigo contraprestaciones económicas obligatorias”. Además del hogar con sus habitaciones y dependencias, la Casa tiene una Capilla propia y cuenta con una guardería para los niños.

“Va a ser como un sol que nace y que va a irradiar en muchas partes de nuestra diócesis y en muchos corazones”- ha comentado el Obispo diocesano durante el acto de bendición. Monseñor Lorca ha hecho alusión al bien que va a hacer esta Casa Cuna, especialmente en este tiempo en que hay mucho sufrimiento, en que “las salidas que propone el mundo son bastante desesperantes”. No obstante, ha precisado que “los que somos creyentes, hemos hecho todo lo posible para que la vida sea posible”. “Esta obra que la Iglesia de Cartagena abre es para hacer viable la vida”- ha subrayado. Así, ha remarcado que “el único Señor de la vida es Dios y queremos colaborar en este proyecto de amor”. “Con esta vocación ha nacido esta Casa, con la vocación de ayuda y de apertura a la vida”- ha añadido. El Pastor ha manifestado su agradecimiento a las instituciones civiles y a todas las que han colaborado en este proyecto. Asimismo, ha agradecido el trabajo y dedicación del Vicario de esta Zona, D. José León, “quien ha estado muy cerca de las Hermanas y del Patronato”. De modo especial, ha animado al Patronato de la Fundación a buscar “formas de que esto que ha nacido bien, pueda seguir prestando este servicio muchos años”. También se ha dirigido a las Hermanitas de la Anunciación, quienes aceptaron esta misión cuando se la propuso el anterior Obispo de la Diócesis, Monseñor Juan Antonio Reig Pla. Monseñor Lorca les ha agradecido su labor, deseando que “puedan cumplir su vocación y la tarea a la que le han dicho sí a Dios”.

Las Hermanitas de la Anunciación son quienes regentarán esta Casa Cuna, en colaboración con el Patronato de la Fundación, que ha creado un ámbito de ayuda y colaboración con otros profesionales, a través de terapias y formación. Entre las áreas de trabajo del voluntariado destacan el servicio de acogida y orientación, asistencia social, atención sanitaria, asesoría jurídica, pedagógica y formativa, así como servicios de concienciación social y comunicación, administración y economía, atención espiritual y formación cristiana.

La Hermana Zulay, ha expresado que afronta este proyecto con “mucha ilusión y temor”, pues “te comprometes con la vida, con la palabra” y eso trae consecuencias, como “comprometerte con el Evangelio, con tantas mujeres que lo necesitan y con la realidad social que estamos viviendo”. La Hermanita ha informado de que por ahora la Casa puede acoger a seis mujeres con sus niños, pero que “a medida que vayamos recibiendo colaboración, la Casa se ampliaría más”.

La inversión que han tenido que realizar para adecuar y equipar los locales que con generosidad han donado para esta causa alcanza los 120.000 euros. El costo estimado por cada mujer de acogida es de 400 euros. Desde la Diócesis de Cartagena, han pedido colaboración para este proyecto. Los que estén interesados, pueden contactar con esta Casa a través del teléfono 868 182 008, o bien a través del email: [email protected]

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 43895 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).