Día del Seminario 2012, "Pasión por el Evangelio"

El próximo 19 de marzo, como es habitual en la solemnidad de San José la Iglesia en España celebrará el Día del Seminario. Una jornada dedicada al recuerdo de la vida en los seminarios y a la renovación de la oración por las vocaciones sacerdotales, que lleva como lema “Pasión por el Evangelio”. Esta Jornada además, va dirigida a la labor de catequistas, educadores en la fe, profesores de religión, monitores de grupos cristianos, animadores de pastoral, sacerdotes, consagrados y padres de familia a quienes se invita a presentar la vida del Sminario en su labor educativa y pastoral.
La situación vocacional actual se caracteriza por la gran desproporción que existe entre la mies, cada vez más abundante, y la necesidad acuciante de obreros que anuncien el Reino y celebren la Salvación de Jesucristo. El objetivo de esta Jornada es acrecentar la sensibilidad y el compromiso por las vocaciones en todas las comunidades cristianas.
Según se señala desde la Comisión de Seminarios y Universidades de la CEE, aprovechando esta jornada del Día del Seminario, sería un buen momento para «vocacionalizar toda la pastoral o actuar de modo que toda expresión de la pastoral manifieste de manera clara e inequívoca un proyecto o un don de Dios hecho a la persona, y suscite en la misma una voluntad de respuesta y de compromiso personal» (Nuevas vocaciones para una nueva Europa, Madrid 1998, 26b).
Al hablar de las vocaciones al ministerio sacerdotal, el planteamiento parte de tres certezas básicas:
1) Dios continúa llamando, es Él quien lleva la iniciativa y elige a jóvenes varones no para la realización de unas determinadas tareas, más bien los convoca para una función salvífica que entraña una sucesión de acciones.
2) En la Iglesia existe una capacidad nueva para acompañar y dar respuesta; por tanto, la mediación eclesial de la vocación al sacerdocio adquiere todo su relieve, pues una comunidad auténticamente creyente, conducida por el Espíritu, tiene la capacidad, junto
con sus responsables, de proponer y discernir vocaciones al sacerdocio. Hay que explotar como valor la experiencia y actitud de comunión en el conjunto de la Iglesia, nuestra madre.
3) Los niños, adolescentes y jóvenes sí tienen un corazón generoso capaz de acoger y responder a la llamada. Hay que concebirlos como colaboradores de esa realidad amorosa y misericordiosa de la alianza. No son meros instrumentos, no importa lo que ellos pueden ofrecer a su edad y condición, sino que cuenta más el don espiritual que reciben. La vocación no recae en los que tienen cualidades, los mejores humanamente hablando; más bien, son un signo porque han recibido un don que, a su vez, evidentemente, potencia y explota sus cualidades personales.
Finalmente, es el seminario y el tiempo de formación los que deben conducir al joven que ha sido llamado a una constante actitud de discernimiento espiritual, de modo que se realice la misión de la mejor manera.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37386 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).