Tiempo de Cuaresma en el año de gracia del Señor 2012

Mons. Juan José Omella    Queridos Hermanos y Amigos:

La tierra donde vivió Jesús de Nazaret, el hijo de Dios, tiene un atractivo especial. Muchos cristianos me preguntan cuándo se organizará una Peregrinación Diocesana a Tierra Santa por el Obispo Diocesano.
He considerado que ha llegado el momento de preparar dicha peregrinación. Soy consciente de que la crisis económica por la que atraviesa nuestro país retendrá a muchos y les impedirá hacer ese viaje tan deseado. Pese a ello, debo decir que la peregrinación no es un viaje de placer. La motivación es doble: 

Por una parte, contemplar con los propios ojos lo que tantas personas están estudiando y orando en los grupos bíblicos sobre la vida de Jesús en esta tierra. Ver y conocer el lugar donde nació Jesucristo, recorrer la tierra por la que anduvo y estar en el lugar donde murió, resucitó y subió al cielo.
Por otra parte, queremos llevar nuestro afecto y ayuda material a nuestros hermanos cristianos que viven en aquella tierra y que pasan por dificultades muy grandes. El Ministro General de los Padres Franciscanos ha escrito en repetidas ocasiones: “Existe peligro real de que la Iglesia desaparezca de Tierra Santa, del lugar donde nació Jesús… temo que los franciscanos se conviertan en meros custodios de piedras, de monumentos que recuerdan un pasado glorioso”.

La inseguridad y la precariedad económica por la que están pasando los cristianos en Tierra Santa, a causa de la escasez de trabajo, les obliga a emigrar a otros países para poder sobrevivir.

Esta grave situación nos ha llevado a los Obispos de todo el mundo, especialmente de Europa, a apoyar a las comunidades cristianas de Tierra Santa, peregrinando a la tierra donde nació Nuestro Señor Jesucristo.
Nuestra Iglesia Diocesana quiere unirse a tantas y tantas iglesias diocesanas que están haciendo peregrinaciones a Tierra Santa. 

Por todo ello os invito a uniros a esta peregrinación. ¿De qué manera?:

 Tomando conciencia de la situación que atraviesan estos hermanos nuestros y presentando a Dios nuestra oración personal y comunitaria por ellos.
o Colaborando económicamente con nuestra aportación para ayudar a paliar la precariedad en que se encuentran los cristianos en Israel. Sería bueno que, con ocasión de la Peregrinación Diocesana que vamos a realizar, se haga en las parroquias una colecta con ese fin. Lo recogido en la colecta, así como los donativos privados que pueda haber, lo entregaré yo personalmente a las comunidades cristianas de Israel, que visitaremos. El programa ha sido establecido por D. Félix Ochagavía y D. Ángel María Pascual, sacerdotes de nuestra Diócesis encargados de organizar la Peregrinación. 
o Participando, si podéis hacerlo, en la próxima Peregrinación Diocesana.

Este viaje a Tierra Santa tendrá lugar los días 1 al 8 de agosto. Tendremos la oportunidad de visitar Nazareth, Caná, Monte Carmelo, Monte de las Bienaventuranzas, Tabgha, Cafarnaun, Tiberiades, Betania, Getsemaní, Belén, Cenáculo, Muro de las Lamentaciones, Vía Dolorosa, Santo Sepulcro, etc. Visitaremos también al Patriarca Latino de Jerusalén, la comunidad cristiana de un pueblecito de Palestina cercano a Jerusalén y un colegio en el que estudian árabes cristianos, judíos y musulmanes.

El precio de la peregrinación asciende a 1.400 euros y, teniendo en cuenta que las plazas son limitadas, se seguirá para la inscripción un orden riguroso. Para una información más detallada, deberéis dirigiros a vuestras parroquias o a D. Félix Ochagavía, Director del Secretariado Diocesano de Peregrinaciones (Tel. 941 232 530; 659 908 250).

Siguiendo el ejemplo de san Pablo, llevemos a la Iglesia de Jerusalén la colecta que se hará en La Rioja “a favor de los creyentes pobres de Jerusalén” (Rm 15,25-26). “Una cosa nos rogaron, que nos acordáramos de sus pobres, lo que he tomado muy a pecho” ( Gal 2,10).

Os pido que hagáis todo lo que esté a vuestro alcance para que esta Peregrinación de apoyo y ánimo a los hermanos de Tierra Santa produzca sus frutos.

Con mi afecto y bendición.

+ Juan José Omella Omella
Obispo de Calahorra y La Calzada-Logroño

Card. Juan Jose Omella
Acerca de Card. Juan Jose Omella 281 Articles
Mons. Juan José Omella Omella nació en la localidad de Cretas, provincia de Teruel y archidiócesis de Zaragoza, el 21 de abril de 1946. Estudió en el Seminario de Zaragoza y en Centros de Formación de los Padres Blancos en Lovaina y Jersualén. El 20 de septiembre de 1970 recibía la ordenación sacerdotal. En su ministerio sacerdotal, trabajó como Coadjutor y como Párroco y entre 1990 y 1996 como Vicario Episcopal en la diócesis de Zaragoza. Durante un año fue misionero en Zaire.El 15 de julio de 1996 fue nombrado Obispo auxiliar de Zaragoza. Fue ordenado Obispo el 22 de septiembre de ese mismo año. El 27 de octubre de 1999 fue nombrado Obispo de la diócesis de Barbastro-Monzón, de la que tomó posesión el 12 de diciembre de 1999. Entre el 24 de agosto de 2001 y el 19 de diciembre de 2003 fue Administrador Apostólico de Huesca y entre el 19 de octubre de 2001 y el 19 de diciembre de 2003, también Administrador Apostólico de Jaca. El día 8 de abril de 2004 es nombrado Obispo de la diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño.Es miembro de la Comisión Episcopal de Pastoral Social desde febrero de 2002. Con anterioridad, desde 2000 fue Presidente en funciones de esta misma Comisión Episcopal. Es también Consiliario Nacional de Manos Unidas.