El Obispo de Segorbe-Castellón preside los actos de acogida del cuerpo del beato Recaredo Centelles en Vall de Uxó

La ciudad de Vall de Uxó vivía el pasado domingo 26 de febrero una jornada histórica, al acoger las reliquias del beato Recaredo Centelles Abad. Los actos de recepción del cuerpo del Hijo Predilecto de esta población de La Plana, fueron presididos por el Obispo de la Diócesis de Segorbe-Castellón, Monseñor Casimiro López Llorente. Cientos de vecinos participaron en el Triduo y en la Vigilia de Oración, organizados durante los días previos a la llegada del cuerpo del beato.

Pero fue la tarde del domingo cuando la comunidad cristiana que camina en Vall de Uxó, se congregó para celebrar la alegría del retorno a su pueblo de este Testigo de la Fe, beatificado por Juan Pablo II el 1 de octubre de 1995.

Mossén Recaredo Centelles fue detenido y asesinado en el cementerio de Nules, el 25 de octubre de 1936, en la persecución religiosa desatada en España aquellos años. Hasta su llegada a Vall de Uxó, su cuerpo incorrupto era venerado en la iglesia de la Reparación de los sacerdotes Operarios en Tortosa. El cuerpo del beato se custodia ahora dentro de una urna relicario, y de un simulacro que reproduce el rostro y las manos del sacerdote, revestido con los ornamentos litúrgicos.

La procesión con las reliquias del beato partió del Convento de la Divina Providencia de las hermanas Clarisas, participando sacerdotes, religiosos, religiosas y centenares de fieles de Vall de Uxó y de otras poblaciones de la comarca. Presidió el obispo Mons López Llorente, con el párroco del Santo Ángel Custodio mossén Vicente Borja, cerrando la comitiva las autoridades municipales, con el alcalde de la ciudad Oscar Clavell y la Consellera Isabel Bonig. Las cofradías y asociaciones religiosas de la ciudad se unieron a la procesión, portando sus banderas, insignias y estandartes. Un grupo de niños y niñas precedían la urna relicario llevando palmas verdes, símbolo de triunfo y de victoria del mártir, testigo de Jesucristo.

La entrada de los restos del beato en la parroquia del Santo Ángel, donde fue bautizado en 1904 y donde celebró su primera misa como sacerdote en 1929, fue prologada por una salva de aplausos y el canto del Himno de los sacerdotes Operarios, congregación fundada por el beato mossén Manuel Domingo Sol y a la que pertenecía el beato Recaredo. Tras la lectura del acta de entrega por parte del Superior de los sacerdotes operarios y la respuesta de acogida del párroco del Santo Ángel, la urna fue colocada en el altar de la Virgen del Carmen.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37471 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).