“Gesto de Cuaresma: Ayuna, comparte y ora” con destino caritativo en Chad, Tailandia, Perú y Santander

Mons. Vicente Jiménez   La Cuaresma es un tiempo de gracia, que precede y dispone a la celebración de la Pascua. Tiempo privilegiado de la peregrinación interior de toda la Iglesia hacia Dios rico en misericordia. Es una peregrinación espiritual en la que el Señor nos acompaña, a través del desierto de nuestra pobreza, sosteniéndonos en el camino hacia la alegría intensa de la Pascua. 

La Cuaresma es un tiempo litúrgico de escucha asidua de la Palabra de Dios y de conversión, de volver sobre nuestros pasos para ser mejores y vivir más cerca de Cristo; de preparación y memoria del Bautismo, de reconciliación con Dios y con los hermanos; de recurso más frecuente a las “armas de la penitencia cristiana: la oración, el ayuno y la limosna” (cfr. Mt 6, 1-6.16-18).

La Cuaresma  está basada en el símbolo bíblico del número: cuarenta días del diluvio, cuarenta años de la marcha del pueblo judío por el desierto, cuarenta día de Moisés y de Elías en la montaña, cuarenta días de Jesús en el desierto antes de comenzar su vida pública.

Un año más la Campaña del GESTO DE CUARESMA: ayuna, comparte y ora, a través de las huchas, quiere ser un gesto de caridad cristiana y solidaridad humana, por el que las parroquias, las comunidades religiosas y las familias viven el espíritu cuaresmal, que nos abre a Dios y a los hermanos más pobres y necesitados.

Para esta Cuaresma 2012, se nos proponen cuatro proyectos de apoyo solidario, avalados por sus respectivos obispos:

ÁFRICA: Apoyo a la consolidación y funcionamiento de seis Cajas de Ahorro y Crédito en el Departamento de Tandjilé (Diócesis de Laï-Chad).

ASIA: Rehabilitación del Centro de Formación Diocesano (Diócesis de Udon Thani-Tailandia).

AMÉRICA: Ayuda con becas para seminaristas (Diócesis de Chachapoyas- Perú).

SANTANDER: Apoyo económico al “Hogar Belén” de enfermos de  Sida.

La recaudación total de las huchas en el Gesto de Cuaresma 2011 fue: 143.676,02 Euros. Desde esta carta pastoral expreso a todos los diocesanos mi sincera gratitud por vuestra generosa colaboración económica, a la vez que solicito de nuevo vuestra ayuda, a pesar de la grave crisis económica que padecemos, para ayudar a financiar los proyectos presentados. El Señor, presente en los pobres, nos   recompensará.
+Vicente Jiménez

Obispo de Santander

Mons. Vicente Jiménez Zamora
Acerca de Mons. Vicente Jiménez Zamora 231 Articles
Mons. D. Vicente Jiménez Zamora nace en Ágreda (Soria) el 28 de enero de 1944. Fue ordenado sacerdote diocesano de Osma-Soria el 29 de junio de 1968. Es licenciado en Teología por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, en Teología Moral por la Pontificia Universidad Lateranense de Roma y en Filosofía por la Pontificia Universidad Santo Tomás de Aquino de Roma.CARGOS PASTORALESSu ministerio sacerdotal y episcopal está unido a su diócesis natal, en la que durante años impartió clases de Religión en Institutos Públicos y en la Escuela Universitaria de Enfermería, además fue profesor de Filosofía y de Teología en el Seminario Diocesano. También desempeñó los cargos de delegado diocesano del Clero (1982-1995); Vicario Episcopal de Pastoral (1988-1993); Vicario Episcopal para la aplicación del Sínodo (1998-2004) y Vicario General (2001-2004). Fue, desde 1990 hasta su nombramiento episcopal,abad-presidente del Cabildo de la Concatedral de Soria.El 12 de diciembre de 2003 fue elegido por el colegio de consultores administrador diocesano de Osma-Soria, sede de la que fue nombrado obispo el 21 de mayo de 2004. Ese mismo año, el 17 de julio, recibió la ordenación episcopal. El 27 de julio de 2007 fue nombrado Obispo de Santander y tomó posesión el 9 de septiembre de 2007. Desde el 21 de diciembre de 2014 es Arzobispo de Zaragoza, tras hacerse público el nombramiento el día 12 del mismo mes.OTROS DATOS DE INTERÉSEn la CEE es miembro del Comité Ejecutivo desde el 14 de marzo de 2017.Además, ha sido miembro de las Comisiones Episcopales para la Doctrina de la Fe (2007-2008) y Pastoral Social (2008-2011). Desde 2011 era presidente de la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada, tras ser reelegido para el cargo el 13 de marzo de 2014.El sábado 29 de marzo de 2014 la Santa Sede hizo público su nombramiento como miembro de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica.