Víctimas de la persecución religiosa en la diócesis de Zaragoza durante los años treinta

España fue testigo en los años treinta de una durísima persecución religiosa, que tuvo también sus víctimas en la diócesis de Zaragoza. Algunos han sido reconocidos como mártires y están beatificados. Muchos más están en proceso de beatificación, a la espera de que sea reconocido su martirio. El protomártir de la diócesis es el siervo de Dios Tomás Pallarés Ibáñez, Clérigo de la Misión (Padres Paúles), nacido en Iglesuela del Cid (Teruel) en 1890 y martirizado en Oviedo el 13 de octubre de 1934.

El último en dar su vida por Cristo es el siervo de Dios Pablo Daniel (nacido como Daniel) Altabella Gracia, Hermano Marista: nació en Aguaviva en 1911 y fue fusilado en la frontera francesa de Gerona el 29 de enero de 1939. Era hermano de monseñor Pedro Altabella, canónigo de San Pedro del Vaticano. Ofrecemos la relación de los mártires diocesanos, empezando por los que ya están beatificados.

Obispos

En la persecución religiosa de 1936-1939 fueron martirizados dos obispos de la provincia eclesiástica de Zaragoza: el de Barbastro, beato Florentino Asensio, en esta ciudad (9 de agosto de 1936), y el de Teruel, beato Anselmo Polanco, en Pont de Molins, Gerona (7 febrero 1939).

Vinculado a la diócesis estuvo el beato Cruz Laplana, obispo de Cuenca, martirizado cerca de Villar de Olalla (Cuenca) el 7 de agosto de 1936. Nacido en Plan (Huesca, diócesis de Barbastro) en 1875, estudió en la Universidad Pontificia de Zaragoza, de la que fue profesor años más tarde (1902-1912). Ejerció su ministerio sacerdotal como párroco de Caspe y de San Gil, en la ciudad de Zaragoza, siendo nombrado obispo en 1921 y consagrado en el Pilar el 26 de marzo de 1922 por el cardenal Soldevila. Fue beatificado en 2007. No figura en el misal diocesano.

Presbíteros

• Beato ZOSIMO IZQUIERDO GIL. Natural de Villahermosa (Teruel), nació en 1895. Trasladada su familia a Zaragoza, ingresa en el Seminario Conciliar y es ordenado sacerdote en 1920. Ejerció de coadjutor en Ariño y de párroco en Corbalán, Huesa del Común y, desde 1935, Párroco de Castelserás. Días después del inicio de la guerra civil fue detenido a la puerta de su casa y llevado al Ayuntamiento para ser juzgado por el comité. A los maltratos respondía con su afable y serena sonrisa. Pidió al comité que lo fusilaran a él y dejaran libres a los numerosos apresados. Una vez en la cárcel confesó a todos los detenidos, les exhortaba y rezaba repetidamente el Rosario con distintos grupos. A media noche del 30 de julio es conducido a las afueras del pueblo y de rodillas recibió la descarga. Sus restos, exhumados en 1938, fueron depositados en el cementerio de Castelserás. Fue beatificado en 2001. No está incluido en el misal diocesano.

• Beato MANUEL ALBERT GINES. Nació en Calanda (1867). En 1882 comenzó sus estudios eclesiásticos en Andorra (Latín y Humanidades) y los prosiguió en los seminarios de Belchite y Zaragoza. Desde su ordenación sacerdotal en 1891 fue capellán y coadjutor su pueblo natal, en el que le alcanzó la guerra civil. Fue fusilado el 29 de julio de 1936 junto con varios Dominicos. Fue beatificado en 2001, Sus restos mortales reposan en el Templo del Pilar de Calanda. No está todavía incluido en el misal diocesano.

• Beato MARTÍN MARTÍNEZ PASCUAL. El Martirologio Romano lo cita el 18 de agosto con el siguiente elogio: En Alcañiz, cerca de la región de Tortosa (sic), en España, beato Martín Martínez Pascual, presbítero y mártir. Miembro de la Sociedad de Sacerdotes Operarios Diocesanos, recibió en la misma persecución y en el mismo día la corona de la gloria (1936). Sin embargo murió mártir en su pueblo natal de Valdealgorfa, donde vio la luz en 1910. Estudió en Belchite y Zaragoza y en 1934 ingresó en los Operarios Diocesanos. Fue ordenaod sacerdote en junio de 1935. Fue destinado al Colegio de San José de Murcia. En el verano de 1936 marchó a su pueblo a pasar las vacaciones. Inicialmente, al estalallar la persecucion religiosa, vivió oculto en una casa de unos amigos y en una cueva. Al conocer que su padre había sido arrestado, se presentó ante el Comité el 18 de agosto y junto a cinco sacerdotes y nueve seglares fue conducido en un camión al cementerio y ejecutado. Fue beatificado en 1995. El calendario diocesano recoge su memoria libre el 18 de agosto.

• Beato LEONARDO OLIVERA BUERA. El Martirologio Romano le dedica el siguiente elogio el día de su martirio, 23 de octubre, con el n. 19: En la localidad de El Saler, cerca de Valencia, también en España, beato Leonardo Olivera Buera, presbítero y mártir, que durante la misma persecución religiosa imitó la pasión de Cristo, mereciendo alcanzar el premio eterno (1936). Nació en Campo (Huesca) en 1889. Fue ordenado sacerdote diocesano de Zaragoza el 17 de junio de 1916 y nombrado Párroco de Movera, (barrio rural de Zaragoza). Desde los primeros años de su ministerio sacerdotal, entró en contacto con los Hermanos de las Escuelas Cristianas. Por esta razón, fue designado Capellán del Colegio de la Bonanova (Barcelona). Al inicio de la guerra civil resultó herido en el asalto del los milicianos a dicho centro; después de permanecer unos días en el hospital, cuando fue dado de alta, se dirigió a Valencia, donde vivía una hermana suya. Allí, el 22 de septiembre fue identificado como sacerdote, fue arrestado y encarcelado, siendo más tarde fusilado. Fue beatificado en 2001. Su nombre no lo recoge el misal diocesano, pero los Hermanos de las Escuelas Cristianas lo celebran el 22 de septiembre.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37386 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).