La gracia de los sacramentos de la sanación. El poder curativo de la fe

Mons. Vicente Jiménez Zamora

El 11 de febrero, fiesta de la Virgen de Lourdes, celebramos la Jornada Mundial del Enfermo, que culminará en el domingo VI de Pascua, el 13 de mayo. El lema de este año, que engloba las dos fechas es: La gracia de los sacramentos de sanación. Levántate y vete, tu fe te ha curado.
La enfermedad, el dolor y el sufrimiento son compañeros de camino en la vida del ser humano, porque también la enfermedad y el dolor son humanos, no sólo la salud, el bienestar y el disfrute de la vida.
Jesucristo, el Hijo de Dios, asumió nuestra naturaleza humana sujeta a la debilidad, a la enfermedad y a la muerte. La Encarnación es una afirmación de nuestra humanidad por parte de Dios. De esta manera acredita también la salvación desde la cercanía y la identificación con aquellos a los que salva y no desde la distancia y la lejanía.
El Señor, curando a los enfermos, dando su vida y dándonos vida, nos enseña a valorar la vida de nuestros hermanos y su sagrada dignidad, a respetarla siempre, por inútil y molesta que nos resulte, pues es siempre preciosa a los ojos de Dios, que nos ha creado a su imagen y semejanza. Jesús nos enseña a servir y cuidar la vida de nuestros hermanos, sobre todo de los enfermos, pobres y débiles, y a aprender la lección que nos dan los enfermos y los que sufren, porque desde ellos nos habla el Señor, que con ellos se identifica.
El Catecismo de la Iglesia Católica dice. “El Señor Jesucristo, médico de nuestras almas y de nuestros cuerpos, que perdonó los pecados al paralítico y le devolvió la salud del cuerpo, quiso que su Iglesia continuase, con la fuerza del Espíritu Santo, su obra de curación y de salvación, incluso en sus propios miembros. Esta es la finalidad de los dos sacramentos de curación: del sacramento de la Penitencia y de la Unción de los enfermos” (Catecismo de la Iglesia Católica, n. 1421).
En la pastoral de los enfermos, debe resplandecer siempre la virtud de la esperanza, fundada en la acción sanante y salvadora de Dios y de su Iglesia.
Con esta carta pastoral exhorto a sacerdotes, diáconos, consagrados y fieles laicos, especialmente a los agentes de la pastoral de la salud, a poner en marcha las acciones de sanación y curación integrales, siguiendo el ejemplo de Jesús.
Agradezco la labor generosa del Sr. Director del Secretariado Diocesano de Pastoral de la Salud y del equipo que trabaja en esta pastoral tan importante, e invito a los diocesanos a participar en el programa de actos organizados con motivo del Día del Enfermo y a lo largo de todo el año.
Que la Virgen María, “salud de los enfermos”, consuele a los que sufren y ofrezca a los enfermos la sanación, que ofrece su Hijo Jesucristo.

Mons. Vicente Jiménez Zamora
obispo de Santander

Mons. Vicente Jiménez Zamora
Acerca de Mons. Vicente Jiménez Zamora 231 Articles
Mons. D. Vicente Jiménez Zamora nace en Ágreda (Soria) el 28 de enero de 1944. Fue ordenado sacerdote diocesano de Osma-Soria el 29 de junio de 1968. Es licenciado en Teología por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma, en Teología Moral por la Pontificia Universidad Lateranense de Roma y en Filosofía por la Pontificia Universidad Santo Tomás de Aquino de Roma.CARGOS PASTORALESSu ministerio sacerdotal y episcopal está unido a su diócesis natal, en la que durante años impartió clases de Religión en Institutos Públicos y en la Escuela Universitaria de Enfermería, además fue profesor de Filosofía y de Teología en el Seminario Diocesano. También desempeñó los cargos de delegado diocesano del Clero (1982-1995); Vicario Episcopal de Pastoral (1988-1993); Vicario Episcopal para la aplicación del Sínodo (1998-2004) y Vicario General (2001-2004). Fue, desde 1990 hasta su nombramiento episcopal,abad-presidente del Cabildo de la Concatedral de Soria.El 12 de diciembre de 2003 fue elegido por el colegio de consultores administrador diocesano de Osma-Soria, sede de la que fue nombrado obispo el 21 de mayo de 2004. Ese mismo año, el 17 de julio, recibió la ordenación episcopal. El 27 de julio de 2007 fue nombrado Obispo de Santander y tomó posesión el 9 de septiembre de 2007. Desde el 21 de diciembre de 2014 es Arzobispo de Zaragoza, tras hacerse público el nombramiento el día 12 del mismo mes.OTROS DATOS DE INTERÉSEn la CEE es miembro del Comité Ejecutivo desde el 14 de marzo de 2017.Además, ha sido miembro de las Comisiones Episcopales para la Doctrina de la Fe (2007-2008) y Pastoral Social (2008-2011). Desde 2011 era presidente de la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada, tras ser reelegido para el cargo el 13 de marzo de 2014.El sábado 29 de marzo de 2014 la Santa Sede hizo público su nombramiento como miembro de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica.