Inauguración del gran retablo mosaico de Rupnik en Zaragoza

Desde el sábado 4 de febrero de 2012, día en el que se inauguró oficialmente, ya se puede disfrutar del gran retablo mosaico creado por el prestigioso artista padre Marko Rupnik en el templo de Santa María, Madre de la Iglesia, situado al final del barrio de La Almozara. El Arzobispo monseñor Manuel Ureña lo valora como una obra que “supera las puertas de la Iglesia”, situando a Zaragoza como una de las capitales del arte sacro contemporáneo.

El acto público de su inauguración estuvo presidido por el Arzobispo Metropolitano de Zaragoza, quien también bendijo el retablo. En el acontecimiento intervinieron en primer lugar, Javier Pérez, párroco del templo y vicario episcopal, quien explicó la génesis e historia del proyecto ya materializado; Daniel Granada, que glosó el sentido teológico de esta obra de arte tan especial. Después Teresa Fernández, directora de la Obra Social de Ibercaja, entidad mecenas del proyecto, señaló que se trata de” una obra señera, elaborada por artistas muy jóvenes, en un ambiente ecuménico”. Asímismo, afirmo que “cuando don Daniel y don Javier acudieron a ella, se les notaba en los ojos el brillo de la emoción de quien sabe que está ante algo grande”.

A continuación, Javier Callizo, Director General de Patrimonio Cultural de la Diputación General de Aragó, destacó como “con esta obra se incrementa el potencial cultural y turístico de la Iglesia y de Aragón.

Por último, tras la bendición del retablo del padre Marko Rupniken el templo de Santa María, el Arzobispo monseñor Ureña indicó que se trata de una obra que sitúa a Zaragoza como una de las capitales del arte sacro contemporáneo. Para muchos este mosaico devuelve a la capital aragonesa el potencial de creación artística y mecenazgo que caracterizó a la Ciudad del Ebro en otras épocas.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37471 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).