Predilección de Jesús por los enfermos

Mons. Saiz Meneses    El Evangelio de este domingo nos presenta el reportaje de una jornada de Jesús, durante los años de su vida pública. Después de enseñar en la sinagoga, se acerca a  casa de Pedro, y cura a su suegra, que estaba en cama con fiebre; al anochecer le llevan todos los enfermos y poseídos; él cura  muchos enfermos y expulsa  demonios. De madrugada se retira a un lugar apartado para orar; después marcha a predicar la llegada del Reino de Dios a otros pueblos y aldeas. La jornada de la vida terrena de Jesús estaba compuesta fundamentalmente, pues, de estos tres elementos: predicación del Reino, curación de los enfermos y oración.

Deseo referirme, en este comentario, de manera especial a la relación dela Iglesiacon los enfermos, con quienes sufren tanto en su cuerpo como en su espíritu. El próximo sábado, 11 de febrero, día en que la liturgia hace memoria de la bienaventurada Virgen de Lourdes, se celebra la vigésima Jornada Mundial del Enfermo. Este año tiene como lema una frase de Jesús dirigida a un enfermo de lepra curado por él: “levántate, vete; tu fe te ha salvado” (Lc 17,19).

Benedicto XVI, con motivo de esta jornada, ha hecho público un mensaje  en el que afirma que “en la acogida generosa y afectuosa de cada vida humana, sobre todo la débil y enferma, el cristiano expresa un aspecto importante de su testimonio evangélico, siguiendo el ejemplo de Cristo, que se ha inclinado ante los sufrimientos materiales y espirituales del hombre para curarlos”.

Estas palabras del Papa son reflejo del evangelio de este domingo.La Jornada Mundialdel Enfermo no es tarea de un solo día. Lo sabemos muy bien. Es una obra que se ha de prolongar durante todos los días del año. El 11 de febrero marca en nuestras diócesis el inicio de esta jornada, que se extiende cada año hasta el sexto domingo del tiempo pascual, día en que se celebra la llamada “Pascua del enfermo”.

Como recuerda el Santo Padre, “de la lectura del Evangelio emerge, claramente, cómo Jesús ha mostrado una particular predilección por los enfermos. Él no sólo ha enviado a sus discípulos a curar las heridas, sino que también ha instituido para ellos un sacramento específico: la unción de los enfermos. La carta de  Santiago atestigua la presencia de este gesto sacramental ya en la primera comunidad cristiana (cf. 5,14-16): con la unción de los enfermos, acompañada con la oración de los presbíteros, todala Iglesiaencomienda los enfermos al Señor sufriente y glorificado, para que les alivie sus penas y los salve; es más, les exhorta a unirse espiritualmente a la pasión y a la muerte de Cristo, para contribuir, de este modo, al bien del Pueblo de Dios”.

Se afirma de Benedicto XVI que es el “Papa teólogo”, por su larga vida de estudio, investigación y dedicación a la enseñanza de la teología. No hay duda en la veracidad de este nombre. Pero, sobre todo desde su elección como sucesor de San Pedro, creo que también merece destacarse su condición de pastor, es decir, de obispo preocupado y entregado a lo que en latín se llama la “cura animarum”, el trabajo destinado a la debida atención a la vida cristiana de los fieles. Ambas dimensiones las he visto reflejadas en una frase del mensaje que he comentado. Dice así: “Este sacramento –se refiere al de la unción de los enfermos- merece hoy una mayor consideración, tanto en la reflexión teológica  como en la acción pastoral con los enfermos”. El Papa habla también de otros sacramentos que, Dios mediante, serán objeto de otros comentarios posteriores.

 + Josep Àngel Saiz Meneses

Obispo de Terrassa

Mons. Josep Àngel Saiz Meneses
Acerca de Mons. Josep Àngel Saiz Meneses 310 Articles
Mons. Josep Àngel Saiz Meneses nació en Sisante (Cuenca) el 2 de agosto de 1956. En el año 1965 la familia se trasladó a Barcelona y se instaló en el barrio de Sant Andreu de Palomar.Ingresó en el Seminario Menor Nostra Senyora de Montalegre de Barcelona en el 1968. Posteriormente realizó estudios de Psicología en la Universidad de Barcelona entre los años 1975 y 1977. Participó activamente como miembro del Movimiento de Cursillos de Cristiandad de Jóvenes. Posteriormente estudió en el Seminario Mayor de Toledo los cursos de filosofía, espiritualidad y teología (1977- 1984) y fue ordenado presbítero en la Catedral de Toledo el 15 de julio de 1984. El mismo año obtuvo el Bachillerato en Teología por la Facultad de Teología de Burgos.En la archidiócesis toledana tuvo diversos destinos, primero como párroco en Los Alares y Anchuras de los Montes (1984-1985) y después como vicario de Illescas (1986-1989). El curso 1985-1986 fue capellán soldado en el Hospital de Valladolid. Entre otros servicios realizados en Toledo fue también consiliario de zona de los Equipos de la Madre de Dios (1986-1989), consiliario de zona del Movimiento de Maestros y profesores Cristianos (1986-1989) y profesor de religión en la Escuela de F.P. La Sagra de Illescas (1986-1989).El año 1989 regresó a Barcelona y fue nombrado vicario en la parroquia de Sant Andreu del Palomar, y el 1992 rector de la Iglesia de la Mare de Déu del Roser en Cerdanyola y Responsable de la Pastoral Universitaria en la Universitat Autònoma de Barcelona. También el mismo año 1992 fue nombrado responsable del SAFOR (Servei d'Assistència i Formació Religiosa) de la Universitat Autònoma de Barcelona y Responsable del CCUC (Centre Cristià d'Universitaris de Cerdanyola del Vallès). El año 1995 fue nombrado Consiliario Diocesano del Movimiento Cursillos de Cristiandad. Obtuvo la licenciatura en la Facultad de Teologia de Catalunya el año 1993 con la tesina: “Génesis y teología del Cursillo de Cristiandad”, dirigida por el Dr. Josep M. Rovira Belloso, y publicada el año 1998. En la misma Facultat de Teologia ha realizado los cursos de doctorado. Ha publicado diversos artículos sobre la evangelización y la pastoral en el mundo juvenil, en especial en la revista Ecclesia, y comenzó la elaboración de la tesis doctoral sobre “Agents i institucions d'evangelització”.El 6 de mayo del año 2000 fue nombrado Secretario General y Canciller del Arzobispado de Barcelona y el 10 de abril del 2001 miembro del Colegio de Consultores de la misma archidiócesis.El 30 de octubre de 2001 fue nombrado Obispo titular de Selemsele y Auxiliar de Barcelona y consagrado el 15 de diciembre del mismo año en la Catedral de Barcelona. El 15 de junio de 2004 fue nombrado primer obispo de la nueva diócesis erigida de Terrassa y Administrador Apostólico de la archidiócesis de Barcelona y de la nueva diócesis de Sant Feliu de Llobregat. El 25 de julio tomó solemne posesión en la S. I. Catedral Basílica del Sant Esperit en Terrassa.En la Conferencia Episcopal Española es el Presidente de la Comisión de Seminarios y Universidades.