Los padres suspenden en la educación de sus hijos para ver adecuadamente la televisión

‘Los niños frente a la televisión: prácticas y mediación familiar’ es el título del estudio de la profesora de Periodismo de la Universidad CEU San Pablo, Teresa Torrecillas Lacave que recientemente ha sido galardonado con una mención honorífica en los Premios Ángel Herrera a la Mejor Labor de Investigación en el Área de Humanidades. Estos premios los concede anualmente la Fundación Universitaria San Pablo CEU.

Según los resultados de esta investigación, “los contextos familiares de recepción televisiva infantil son deficientes y no garantizan la protección de la infancia ni favorecen un correcto desarrollo de los menores frente al medio”.

El estudio señala que, por lo general, se otorga al televisor un espacio simbólico prioritario en las vidas de las familias y, por tanto, en la socialización de los niños. Además, cada vez hay un uso más individualizado del medio lo que hace que padres e hijos coinciden menos delante del aparato y que aumente el desconocimiento por parte de los padres del consumo real que hacen sus hijos.

Además, advierte que aunque los padres son muy conscientes de la deslegitimación social del medio, relativizan las posibles influencias de la televisión en sus hogares y excluyen a los miembros de su familia del poder de socialización del medio.

Según se refleja en el estudio, la mediación se reduce a la existencia o no de normas restrictivas e improvisadas cuando se percatan de que los hijos están visionando algo que consideran inadecuado, en la mayoría de los casos únicamente escenas de sexo o violencia o cuando consideran que el hijo lleva demasiado tiempo delante del televisor. No existen normas consistentes y estables que calen en la conducta de los niños frente al medio. Así concluye que la mediación se caracteriza por un alto grado de permisividad.

También señala que no existen prácticamente casos en lo que los padres participan del uso y consumo que los hijos hacen del medio y actúan con constancia y coherencia a través del diálogo y la crítica constructiva. Los padres no ofrecen consejos ni sugerencias sobre televisión a los hijos. Tampoco abundan las alternativas a la televisión dentro del hogar más allá de la orden apagar el aparato. La covisión es escasa a lo largo del día y, paradójicamente, se restringe al horario preferente cuando los hijos se doblegan a las preferencias de los adultos, ya sean padres o hermanos mayores, por lo que ven contenidos que no son adecuados a su edad con el consentimiento de los padres.

La profesora hace hincapié en las deficiencias en la mediación familiar porque, por encima de las políticas de regulación del audiovisual y de las prácticas de la industria, los padres son los principales responsables de asegurar un entorno comunicativo apropiado favoreciendo las condiciones físicas –número, lugar y espacio simbólico que ocupan los televisores en el hogar- e intelectuales –dotar a los hijos de las competencias necesarias para una correcta asimilación de los contenidos- , necesarias para contrarrestar la indiscutible fuerza socializadora del medio en la vida de los hijos.

La profesora de Periodismo llega a esta conclusión tras analizar la televisión como medio predominante en el hogar, las nuevas formas individualizadas de uso y consumo, la fragmentación de la oferta y la escasez de programación infantil de calidad, nuevos gustos y preferencias de los menores y la más importante, las deficiencias en la mediación familiar. Sin olvidar que 2010 ha sido el año en el que más televisión se ha consumido desde que se cuantifican las audiencias: 234 minutos de televisión al día.

En su opinión, detrás de la poca participación de los padres en la construcción de contextos de recepción enriquecedores se sitúa su escasa formación que los incapacita para cumplir adecuadamente con su responsabilidad mediadora y por ello, pide alentar la línea de investigación de los contextos familiares de recepción televisiva infantil y pasar de la reflexión a la propuesta de acciones.

Los Premios Ángel Herrera los concede anualmente la Fundación Universitaria San Pablo CEU en las categorías de Solidaridad, Mejor Labor de Investigación, Mejor Labor Docente, Mejor Labor Docente en los Centros de Enseñanza Media, así como Mejor Alumno de cada Centro Universitario, Facultad, Centro de Formación Profesional y Colegio de Enseñanza Media.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37427 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).