Manos Unidas destina a Malí fondos para distribuir 272 toneladas de cereales que alimenten a 685 familias durante 3 meses

Manos Unidas acaba de aprobar el envío de 148.609 euros en concepto de ayuda alimentaria de emergencia a Malí. Este dinero se destinará a la compra de alimentos como mijo, maíz, arroz y sorgo durante tres meses, que serán distribuidos entre 4.900 personas, fundamentalmente mujeres y niños, que han sido identificados como los grupos más vulnerables. Las 272 toneladas de alimentos que está previsto comprar proporcionarán una dieta adecuada a 685 familias, que podrán hacer así frente a la situación a la que se han visto avocadas. La ayuda en destino se gestionará a través del socio local de Manos Unidas.

Caritas Segou, región del centro de Malí, donde se estima que hay alrededor de más de 2 millones de personas que pasan hambre y están en riesgo de malnutrición grave, ante la sequía y la irregularidad de las lluvias de los últimos meses, que han provocado una cosecha muy escasa en algunas localidades y nula en otras, solicita urgentemente ayuda, ya que los habitantes de la región de Segou no tienen que comer y los casos de malnutrición severa se incrementan con el paso de los días.

Malí

Malí, un gran país situado en África Occidental, rodeado por Mauritania, Senegal, Guinea, Costa de Marfil, Burkina Faso, Níger y Argelia, se encuadra en lo que se conoce como la región del Sahel.

Desconocida para muchos, esta región suele adquirir importancia mediática cuando pasa por dificultades humanitarias o cuando el zarpazo del terrorismo deja alguna dramática huella. Desde hace ya varios meses, la falta de lluvias y otros factores están haciendo que mella en su territorio y en su población. Pero quizá por las noticias que también desde hace meses nos llegan desde otra región, desde el Cuerno de África, su situación había pasado desapercibida hasta ahora.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37405 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).