Discurso del Papa a la Rota Romana: invitación a "un trabajo fiel, cotidiano y comprometedor"

El Santo Padre Benedicto XVI ha celebrado en Roma la apertura del Año judicial en la Santa Sede con un encuentro con los miembros del Tribunal de la Rota Romana a los que dirigió un importante discurso. El Santo Padre les manifestó que representa siempre un motivo de alegría recibirlos en el ámbito del encuentro anual con motivo de la inauguración del año judicial. Tras saludar al Colegio de los Prelados Auditores, comenzando por su Decano, Mons. Antoni Stankiewicz, a quien agradeció las palabras que le había dirigido previamente, el Papa extendió sus saludos a los Oficiales, Abogados y demás colaboradores presentes en esta audiencia.
En esta circunstancia, Benedicto XVI renovó su estima por el delicado y precioso ministerio que desarrollan en la Iglesia y que requiere siempre “un empeño renovado” dada la incidencia que tiene para la “salus animarum” del Pueblo de Dios. Y se refirió ante todo a uno de los importantes eventos eclesiales que viviremos dentro de algunos meses, a saber, el Año de la Fe, que siguiendo las huellas de su venerado Predecesor, el Siervo de Dios Pablo VI, ha querido convocar en el 50° aniversario de la apertura del Concilio Ecuménico Vaticano II.
Este grande Pontífice –tal como el Papa ha escrito en su Carta apostólica de convocación– estableció por primera vez un período de reflexión “consciente de las graves dificultades de su tiempo y, sobre todo, con respecto a la profesión de la verdadera fe y de su recta interpretación”. Por esta razón, teniendo en cuenta una exigencia semejante, pasando al ámbito que interesa más directamente a su servicio a la Iglesia, el Papa se detuvo sobre un aspecto primario del ministerio judicial, a saber, el de la interpretación de la ley canónica en orden a su aplicación.
Y afirmó que el nexo con el tema de la recta interpretación de la fe no se reduce a una mera asonancia semántica, teniendo en cuenta que el derecho canónico encuentra en las verdades de la fe su fundamento y su mismo sentido, y que la “lex agendi” no puede dejar de reflejar la “lex credendi”. Por tanto, agregó el Papa, la “cuestión de la interpretación de la ley canónica constituye un argumento muy vasto y complejo, ante el cual se limitó a hacer algunas observaciones.
Hacia el final de su discurso, el Santo Padre les dijo que estas reflexiones adquieren una relevancia peculiar en el ámbito de las leyes referentes al acto constitutivo del matrimonio y de su consumación y a la recepción del Orden sagrado. Y añadió que en este ámbito la sintonía con el verdadero sentido de la ley de la Iglesia se vuelve una cuestión de amplia y profunda incidencia práctica en la vida de las personas y de las comunidades, que requiere una especial atención. Porque como dijo el Papa, se deben aplicar todos los medios jurídicamente vinculantes que tienden a asegurar la unidad en la interpretación y en la aplicación de las leyes que es requerida por la justicia.
Al concluir este momento de encuentro y reflexión, el Papa recordó la reciente innovación, a la que había aludido Mons. Stankiewicz antes de la alocución del Pontífice, en virtud de la cual se han trasladado a una oficina de este Tribunal Apostólico las competencias acerca de los procedimientos de dispensa del matrimonio “rato” y “no consumado” y las causas de nulidad de la sagrada Ordenación. Benedicto XVI manifestó su certeza en la generosa respuesta que se dará a este nuevo empeño eclesial. Y tras animarlos en su valiosa obra, que requiere –dijo– “un trabajo fiel, cotidiano y comprometedor”, los encomendó a la intercesión de la Bienaventurada Virgen María, Speculum iustitiae, y les impartió su Bendición Apostólica.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39283 Artículos
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).