Día de la infancia misionera

Mons. José Mazuelos Pérez    A los sacerdotes, diáconos, seminaristas, religiosos/as, y a todos los fieles,

El próximo domingo 22 de enero la Iglesia dedica esta jornada a la «Obra Pontificia de Infancia Misionera», que tiene como objetivo suscitar en los niños el deseo de compartir la alegría de ser discípulos de Cristo y al mismo tiempo colaboradores en la misma misión del Señor a favor de todas las familias y niños y niñas de todo el mundo. Miles de niños de los cinco continentes participan en esta Obra Pontificia: unos como destinatarios de los proyectos sociales, educativos y pastorales subvencionados por  la Infancia Misionera; otros aprendiendo a compartir y trabajando en las diócesis para tratar de concienciar a todos -niños y adultos, instituciones y parroquias- a sentirse solidarios con las necesidades de los que viven más pobremente en diferentes partes del mundo.

Desde hace tres años tenemos puesta la mirada en los diversos continentes y ahora nos fijamos especialmente en América. De ahí el lema de este año: «Con los niños de América… hablamos a Jesús.» 

Jesús llama a los niños cristianos y los hace copartícipes de su plan de salvación para toda la humanidad. Así lo narra San Juan Evangelista antes de la multiplicación de los panes: «Aquí hay un muchacho que tiene cinco panes de cebada y dos peces» (Jn 6, 9). Jesús agradeció este humilde don y, con su poder divino, le dio dimensiones que el pequeño donante no podía prever. La obra misionera encaja perfectamente en este contexto pues es un espíritu y una organización mundial que trata de enrolar, en un esfuerzo de paz y de amor, a todo los niños católicos en favor de todos los que necesitan ese gesto de ayuda, amistad y caridad cristiana.

La misión es cuestión de amor y todos somos necesarios para hacer visible el rostro del Señor mediante el anuncio del Evangelio. Merece nuestro empeño y nuestra dedicación; Dios no deja sin recompensa ningún esfuerzo. Debemos ayudar a los padres, educadores y catequistas a desarrollar en la formación cristiana de los niños la dimensión misionera universal. Suscitar el deseo de compartir con otros niños, mediante la oración y la participación en las distintas actividades la alegría de ser discípulos de Jesús que actúan en la primera línea de la misión.

Os invito a todos a participar en esta gran tarea con vuestra ayuda económica, y os animo a orar insistentemente por aquellos misioneros que siguen las palabras de Jesucristo: “id y anunciad al mundo entero…” (Cf Mt 28, 20); de un modo especial por los misioneros de nuestra Diócesis de Asidonia-Jerez.

Queridos jóvenes misioneros: que os acompañe la Virgen en vuestro compromiso. A Ella os encomiendo a vosotros, a vuestros familiares y a las comunidades cristianas a las que pertenecéis, para que a todos os mantenga alegres con la misión y entusiasmados con la tarea.

+ José Mazuelos Pérez
Obispo de Asidonia-Jerez

 

Mons. José Mazuelos Pérez
Acerca de Mons. José Mazuelos Pérez 46 Articles
Nace el 9 de Octubre de 1960 en Osuna (Sevilla). Tras cursar estudios en la Facultad de Medicina de la Universidad Hispalense, obtiene en Junio de 1983 el título de licenciado en Medicina. Ejerce como médico en su pueblo natal y, durante su servicio militar en la Armada, en el Hospital Militar de San Carlos de San Fernando (Cádiz). En Octubre de 1985 ingresa en el Seminario de Sevilla, donde cursa los estudios eclesiásticos. El 17 de Marzo de 1990 es ordenado sacerdote en la Parroquia de Nuestra Señora de los Remedios de Sevilla, y es nombrado párroco de la Parroquia S. Isidro Labrador del Priorato en Lora del Río (Sevilla), donde permanece hasta Septiembre de 1993, que es enviado a realizar estudios en Roma. En el año 1995 obtiene la Licenciatura en Teología moral en la Academia Alfonsiana - Universidad Lateranense de Roma. En el 1998, en la misma Universidad, defiende la tesis: “Posibilidad y significado de una bioética mediterránea. Estudio comparativo de los modelos bioéticos de D. Gracia y H.T. Engelhardt”, obteniendo el título de doctor en Teología Moral. También, durante su estancia en Roma, realiza el Curso de Perfeccionamiento en Bioética en la Facultad de Medicina Gemelli y colabora en la parroquia de Santa Francesca Cabrini de Roma. En Octubre de 1998 es nombrado Párroco de Santa María de las Nieves de Benacazón y Subdirector del Servicio de Asistencia Religiosa de la Universidad de Sevilla. En Octubre del año 2000 es designado Director del Servicio de Asistencia Religiosa de la Universidad de Sevilla, Delegado de Pastoral Universitaria y Director Espiritual de la Hermandad de los Estudiantes de la Universidad Hispalense. El 27 de Abril de 2002 es nombrado Canónigo Penitenciario de la Iglesia Catedral de Sevilla y posteriormente miembro del Colegio de Consultores. Desde su doctorado ha realizado labores docentes como Profesor de la Licenciatura en Moral de la Facultad de Teología de S. Dámaso de Madrid. Profesor auxiliar de la Facultad de Teología Redemptoris Mater del Callao (Perú). Profesor del Instituto Superior de Ciencias Teológicas de Jerez donde, desde su fundación, realiza su docencia como profesor de Teología Moral. Es también Consultor de la Subcomisión de Familia de la Conferencia Episcopal Española. Ha dado diversos cursos, conferencias y seminarios de formación sobre temas de bioéticas a sacerdotes y seglares en diferentes diócesis de España y del extranjero. Se destacan algunas de sus publicaciones tanto en revistas como en obras colectivas: Reflexiones sobre la eutanasia, Isidorianum 16 (1999) 457-488. El problema del inicio de la vida humana y su tutela en el tercer milenio, Burgense 2 (2000) 517-534. Fundamentos y contenidos de la cultura de la vida en el Magisterio de Juan Pablo II, Burgense 45/2 (2004) 465-486. Iglesia y cultura de la vida: retos de la bioética, Asidonense 1 (2008). Reconocimiento de la dignidad personal en la procreación y el origen, en la enfermedad y el final de la vida, en CONFERENCIA EPISCOPAL ESPAÑOLA, Bioética: Reconocimiento de la persona, Madrid 2002, p. 29-53. La fe cristiana fundamento de una educación sexual responsable, en ARZOBISPADO DE SEVILLA, La formación humana en la vida y ministerio del sacerdote, Sevilla 2002, p. 155-169. Libertad de investigación y respeto a la vida, en J.J. PÉREZ-SOBA (Ed.) Para ser libres nos ha liberado, Madrid 2003, p. 204-220. Metabioética y Relación Médico-enfermo, en C. SIMÓN (dir), Diccionario de bioética, Monte Carmelo, Burgos 2006. La vida humana naciente: clarificación y juicio moral, en J. RICO PAVÉS (dir.), La fe de los sencillos. Comentario a la Instrucción Pastoral Teología y secularización en España, En prensa.