Migraciones y nueva evangelización

Mons. Josep Àngel Saiz Meneses   Celebra hoy la Iglesia la Jornada Mundial de las Migraciones, una iniciativa del Papa, que cada año publica un mensaje dedicado a esta cuestión de tanta actualidad. El lema que ha escogido Benedicto XVI para esta jornada es “Migraciones y nueva evangelización”.

El esfuerzo por llevar la persona de Jesús y el mensaje del Evangelio marca profundamente la actualidad dela Iglesiacatólica y también de las restantes Iglesias y comunidades cristianas. Dos hechos lo ponen de relieve. El primero es que en octubre de este año se reunirá en Roma el Sínodo de los Obispos para celebrar una de sus asambleas ordinarias y el tema que ha propuesto el Papa para ser objeto de reflexión y estudio es “la nueva evangelización para transmisión de la fe cristiana”. Y precisamente mientras estará reunido el Sínodo, el próximo 11 de octubre, se iniciará la iniciativa que Benedicto XVI ha propuesto a todala Iglesia. Lacelebración del Año dela Fe, un tiempo que concluirá en la fiesta de Cristo Rey del año 2013 y que estará especialmente destinado a reflexionar y a proponer los contenidos de la fe cristiana.

El mensaje de la jornada de hoy se sitúa claramente en esta perspectiva. Se abre con una cita de un documento de Pablo VI publicado en 1975, pero que es sumamente actual: “Anunciar a Jesucristo constituye la misión esencial de la Iglesia, una tarea y una misión que los cambios amplios y profundos de la sociedad actual hace cada vez más urgente” (Evangelii nuntiandi, 14).

La palabra del Papa reconoce, con realismo, que en los últimos años se ha producido una mezcla de personas y de pueblos sin precedentes, con problemáticas nuevas no sólo desde el punto de vista humano, sino también ético, religioso y espiritual. De hecho, vivimos en sociedad –y la nuestra no es una excepción- en sociedades cada vez más multiétnicas e interculturales. El objetivo es encontrar una convivencia serena en el respeto de las diferencias legítimas.

Creo que hemos de dar gracias a Dios por lo logrado en este sentido entre nosotros, y en concreto en nuestra diócesis egarense, gracias a la buena voluntad de muchas personas. Estoy realizando la visita pastoral y ésta es una de las realidades que encuentro y que puedo constatar con una actitud de respeto y de gratitud a todos cuantos la hacen posible.

Dice el Papa, en el mensaje que comento, que “las comunidades cristianas han de prestar una atención particular  los trabajadores inmigrantes y a sus familias, a través del acompañamiento, de la plegaria, de la solidaridad y de la caridad cristiana”. E invita a hacerlo desde “la valoración de lo que nos enriquece recíprocamente, así como desde la promoción de nuevos programas políticos, económicos y sociales que favorezcan el respeto de la dignidad de toda persona humana, la tutela de la familia y el acceso a una vivienda digna, al trabajo y a la asistencia social”.

La crisis actual hace especialmente difícil la realización de estos objetivos. Pero deseo subrayar que son muchos los sacerdotes y diáconos, los religiosos y religiosas y los cristianos y cristianas laicos de nuestra diócesis que se esfuerzan en hacer realidad que los emigrantes y refugiados –como dice el Papa- “encuentren en su camino el rostro misericordioso de Cristo en la acogida del prójimo”.

+ Josep Àngel Saiz Meneses

Obispo de Terrassa

Mons. Josep Àngel Saiz Meneses
Acerca de Mons. Josep Àngel Saiz Meneses 355 Articles
Mons. Josep Àngel Saiz Meneses nació en Sisante (Cuenca) el 2 de agosto de 1956. En el año 1965 la familia se trasladó a Barcelona y se instaló en el barrio de Sant Andreu de Palomar. Ingresó en el Seminario Menor Nostra Senyora de Montalegre de Barcelona en el 1968. Posteriormente realizó estudios de Psicología en la Universidad de Barcelona entre los años 1975 y 1977. Participó activamente como miembro del Movimiento de Cursillos de Cristiandad de Jóvenes. Posteriormente estudió en el Seminario Mayor de Toledo los cursos de filosofía, espiritualidad y teología (1977- 1984) y fue ordenado presbítero en la Catedral de Toledo el 15 de julio de 1984. El mismo año obtuvo el Bachillerato en Teología por la Facultad de Teología de Burgos. En la archidiócesis toledana tuvo diversos destinos, primero como párroco en Los Alares y Anchuras de los Montes (1984-1985) y después como vicario de Illescas (1986-1989). El curso 1985-1986 fue capellán soldado en el Hospital de Valladolid. Entre otros servicios realizados en Toledo fue también consiliario de zona de los Equipos de la Madre de Dios (1986-1989), consiliario de zona del Movimiento de Maestros y profesores Cristianos (1986-1989) y profesor de religión en la Escuela de F.P. La Sagra de Illescas (1986-1989). El año 1989 regresó a Barcelona y fue nombrado vicario en la parroquia de Sant Andreu del Palomar, y el 1992 rector de la Iglesia de la Mare de Déu del Roser en Cerdanyola y Responsable de la Pastoral Universitaria en la Universitat Autònoma de Barcelona. También el mismo año 1992 fue nombrado responsable del SAFOR (Servei d'Assistència i Formació Religiosa) de la Universitat Autònoma de Barcelona y Responsable del CCUC (Centre Cristià d'Universitaris de Cerdanyola del Vallès). El año 1995 fue nombrado Consiliario Diocesano del Movimiento Cursillos de Cristiandad. Obtuvo la licenciatura en la Facultad de Teologia de Catalunya el año 1993 con la tesina: “Génesis y teología del Cursillo de Cristiandad”, dirigida por el Dr. Josep M. Rovira Belloso, y publicada el año 1998. En la misma Facultat de Teologia ha realizado los cursos de doctorado. Ha publicado diversos artículos sobre la evangelización y la pastoral en el mundo juvenil, en especial en la revista Ecclesia, y comenzó la elaboración de la tesis doctoral sobre “Agents i institucions d'evangelització”. El 6 de mayo del año 2000 fue nombrado Secretario General y Canciller del Arzobispado de Barcelona y el 10 de abril del 2001 miembro del Colegio de Consultores de la misma archidiócesis. El 30 de octubre de 2001 fue nombrado Obispo titular de Selemsele y Auxiliar de Barcelona y consagrado el 15 de diciembre del mismo año en la Catedral de Barcelona. El 15 de junio de 2004 fue nombrado primer obispo de la nueva diócesis erigida de Terrassa y Administrador Apostólico de la archidiócesis de Barcelona y de la nueva diócesis de Sant Feliu de Llobregat. El 25 de julio tomó solemne posesión en la S. I. Catedral Basílica del Sant Esperit en Terrassa. En la Conferencia Episcopal Española es el Presidente de la Comisión de Seminarios y Universidades.