Nemesio Frías, misionero del IEME: "La oración derriba fronteras, abre caminos y activa los corazones"

Nemesio Frías es misionero del Instituto Español de Misiones Extranjeras (IEME) y ha visitado la diócesis de Albacete para recordar la misión universal a la que están llamados todos los cristianos: “Id al mundo entero y proclamar el Evangelio a toda la Creación”, de disponibilidad y servicio fuera también de nuestras fronteras.

– Nemesio, ¿Qué es el IEME y qué labor tienes ahí?, ¿A qué se debe tu visita a Albacete?
– Yo soy un sacerdote diocesano, procedo de la Diócesis hermana de Mérida – Badajoz, que siento interés por la misión ad gentes y en la salida a la misión fuera de nuestras fronteras españolas me he unido a otros misioneros diocesanos como yo, de diferentes puntos de España, y estamos asociados al IEME. En este instituto tengo una tarea de formación y animación misionera, que es ir por cada Diócesis y hacerme presente sobre todo en medio de los seminaristas y sacerdotes, para recordarles la misión que tenemos como cristianos y como personas llamadas a un servicio a la Iglesia Universal, y ofrecerles también la posibilidad de tener una experiencia de salir a misión, unos días, un mes quizá, y de convivencias con otros misioneros.

– En esta labor también compartes tu experiencia personal, como misionero.
– Sí. Muchas veces lo que transmitimos es lo que hemos disfrutado y seguimos disfrutando en misión, para que no se nos pierda que ese gozo es el que hace crecer a la Iglesia: la Iglesia está para evangelizar y los curas, los seminaristas, estamos para evangelizar. En junio, Dios mediante, volveré a Zimbabwe, a este precioso país del sur de África que me ha dado la alegría de la fe experimentada desde otra cultura que no conocía. La iglesia en Zimbabwe es muy viva y pujante. Allí está también un misionero de Albacete, de Ayna, el obispo D. Ángel Floro.

– ¿En qué aspectos se nota que una Diócesis es misionera, concretamente la de Albacete?
– El primer aspecto es tener a D. Ciriaco, el Señor Apóstol de la Diócesis, que está encargado con los demás apóstoles, los demás obispos en la Iglesia Universal, de atender a toda la Iglesia y al mundo entero. Ellos son los primeros que están tocados por el Señor para sentirse enviados y son los que envían. Entonces, lo más normal es que dentro de la comunidad surjan vocaciones a salir fuera de la Diócesis, no solamente a permanecer aquí. Ese mandato universal se deja ver y sentir en personas concretas, y hay gente que sale, enviados por la comunidad a otras comunidades, y son lo que llamamos misioneros, que pueden ser sacerdotes, diáconos, obispos, laicos, laicas, religiosos, religiosas.

– La comunidad los envía… pero qué podemos hacer aquí
– La comunidad no se queda en la retaguardia: está empujando y sigue enviando gente. Y también está toda la oración, que derriba fronteras, abre caminos y activa los corazones. Cuando la comunidad cristiana en Albacete reza, está siendo misionera, además de todo el apoyo económico y de otros materiales que da a los misioneros.

– Todos podríamos hacer mucho más en nuestro ser misionero, además de colaborar en el Domund.
– Sí. Misionero es ser cristiano. Si tú eres generoso, eres cristiano, y si te quedas sin algo, es que has hecho lo que tenías que hacer: nada nos pertenece, estamos para servir, para amar, y al mundo entero, con un corazón sin fronteras; si le ponemos fronteras ya no es un corazón cristiano. Entonces, tienen que salir jóvenes, matrimonios, sacerdotes, religiosas, con ese espíritu, hacia otras comunidades que necesitan mucho más que nosotros. Y tiene que quedarse gente aquí, motivando, para que ese espíritu no decaiga. Al mismo tiempo, hay que colaborar más con la Delegación de Misiones y tener un contacto con los misioneros, compartiendo juntos esta misma misión.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 43513 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).