Cáritas de Salamanca propone regalar solidaridad por Navidad

“Regalar solidaridad, es regar amor para construir un mundo más justo”. Cáritas diocesana de Salamanca lanza esta propuesta como alternativa a los regalos navideños.

Esta iniciativa ofrece la oportunidad de hacer regalos inmateriales a nuestros familiares o amigos, como puede ser hacerles socios de Cá́ritas, mediante una cantidad mensual, trimestral o una cantidad total por un año; hacer un donativo a nombre de la persona a la que se regala, en este caso es una aportación única de la cantidad que se desee.

Si se elige la opción de hacer un regalo a otra persona para hacerla socio, la persona que recibe el regalo tendrá todas las ventajas de cualquier socio de Cáritas, es decir, recibirá información, boletines y el certificado para la declaración de la renta correspondiente. Si regalamos ser titular de un donativo, quien reciba el regalo, tendrá opción al certificado para la declaración de la renta. En todos los casos se entregará una tarjeta y una chapa como elemento material y simbólico del regalo.

Los regalos solidarios pretenden ser una alternativa original que contribuyan a mejorar la vida de muchas personas y al mismo tiempo a colaborar en la construcción de un mundo más fraterno y solidario. Los donativos, serán destinados al trabajo que se realiza en Cáritas de forma general o a un proyecto en concreto, dentro de las áreas de trabajo con personas en situación de exclusión.

Las personas interesadas pueden acudir a la sede de Cáritas Diocesana de Salamanca, en la calle Monroy 2, en horario de 10:00 h a 14:00 h y de 17:00 h a 19:00 h, o al centro de Inserción Laboral, situado en la calle Rector Lucena 15, en horario de 9:30 h a 13:30 h y martes y jueves de 17:00 h a 19:00 h.

Más información: www.caritasalamanca.org y www.facebook.com/caritasSalamanca

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 43498 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).