Este sábado serán beatificados 23 mártires en la catedral de la Almudena

La Catedral de Santa María la Real de la Almudena acogerá este sábado, 17 de diciembre, la solemne ceremonia de beatificación de 23 mártires de la persecución religiosa de 1936. Se trata de 22 Religiosos Oblatos y de un seglar padre de familia.

Presidida por el Cardenal monseñor Angelo Amato, SDB, Prefecto para la Congregación de las Causas de los Santos, en representación del Santo Padre Benedicto XVI, la Misa dará comienzo a las 12 horas. Concelebrará el Cardenal Arzobispo de Madrid, monseñor Antonio María Rouco Varela.

La ceremonia de beatificación coincide con el 150º de la muerte de San Eugenio de Mazenod, fundador de la congregación de Misioneros Oblatos de María Inmaculada (OMI) a la que pertenecen los futuros nuevos beatos. Los religiosos, que se habían establecido en el barrio de la Estación de Pozuelo de Alarcón en 1929, ejercían su ministerio como capellanes en tres comunidades de religiosas, y colaboraban en las parroquias del entorno. Sus nombres son: Francisco Esteban Lacal, Vicente Blanco Guadilla, José Vega Riaño, Juan Antonio Pérez Mayo, Gregorio Escobar García, Juan José Caballero Rodríguez, Justo Gil Pardo, Manuel Gutiérrez Martín, Cecilio Vega Domínguez, Publio Rodríguez Moslares, Francisco Polvorinos Gómez, Juan Pedro Cotillo Fernández, José Guerra Andrés, Justo González Llorente, Serviliano Riaño Herrero, Pascual Aláez Medina, Daniel Gómez Lucas, Clemente Rodríguez Tejerina, Justo Fernández González, Ángel Francisco Bocos Hernando, Eleuterio Prado Villarroel y Marcelino Sánchez Fernández. A ellos se unió el seglar y padre de familia Cándido Castán San José, muy conocido en el pueblo de Pozuelo, donde residía, detenido en su propia casa y llevado al convento, para ser ejecutado por su vivencia no disimulada de la fe católica.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 43539 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).