Monseñor Reig presenta la Misa de la Sagrada Familia del 30 de diciembre

El presidente de la Subcomisión Episcopal de Familia y Vida de la CEE y Obispo de Alcalá de Henares, Mons. Juan Antonio Reig Pla, presentó ayer en rueda de prensa la Misa de las Familias, que este año se celebrará el próximo viernes 30 de diciembre, entre las 2 y las 5 de la tarde en la plaza de Colón de Madrid. Para Mons. Reig Pla, será un “acto de presencia de familias”, en el que se convoca a los jóvenes que participaron en la JMJ y que contará con la participación, como es habitual, con familias procedentes de Europa. “Queremos vincular la celebración de la Sagrada Familia, el Encuentro de Familias en Madrid, con el matiz de que los jóvenes que han participado en la JMJ se puedan incorporar para dar gracias a Dios por el hecho de haber nacido y para dar gracias a su familia”, consideró.

Recordó que “la JMJ ha puesto de manifiesto que hay un modo alternativo de vivir. Para mí, eso ha sido lo definitivo, más allá de la hermosura de los propios actos, del desarrollo y de todo lo que ha supuesto para España y para Europa y para todo el mundo. Lo que ha puesto en evidencia, y los hechos son hechos, es que hay una juventud distinta”. Por eso, prosiguió, “queremos promover con ellos este año, la acción de gracias a Dios por lo que ha sido la JMJ y por lo que supone el suelo nutricio donde se han generado estos jóvenes, que son sus propias familias cristianas, y ambos unidos queremos darle gracias a Dios porque, y este es el lema, ‘Gracias a la familia cristiana hemos nacido los jóvenes de la JMJ”’.

Asimismo, habló de que “si hay un modo alternativo de ser jóvenes, nosotros caminamos con la esperanza de que con la ayuda de la gracia de Dios puedan generar familias cristianas y se restablecerá ese bien que llamamos la familia cristiana, propuesta para aliviar la situación en la que nos encontramos”. “La familia cristiana es la respuesta a la crisis de humanidad que estamos viviendo, al olvido de la gramática humana para poder custodiar los valores esenciales de la vida y porque la crisis que está viviendo, de manera particular España, necesita de aquellos que puedan custodiar el don de la vida humana, pueda custodiar el amor matrimonial y desde ahí, abrirse en generosidad a atender a las personas que están sufriendo por distintas razones en estos momentos de crisis”, dijo.

Aseguró que “estos actos no se organizan en clave política, no son actos contra nadie sino que están favoreciendo lo que entendemos que sería pecado de omisión si no lo hiciéramos. Sabemos dónde hay una respuesta, que no sólo es individual, que no sólo hace bien a la persona en todo desarrollo biográfico de su vida: niños, adolescentes, jóvenes, adultos, enfermos, ancianos, hasta el mismo momento de la muerte sino que sabiendo que tenemos un respuesta ahí dentro, lo que queremos es proponerla”. Y dijo que no se quiere sacar beneficio económico alguno, sino que “es evidenciar que lo que nos mueve no son ningún tipo de beneficio para nosotros sino la convicción de que estamos haciendo lo único que podíamos hacer, darle gracias a Dios porque nos ha regalado lo que entendemos que es una buena noticia para España”.

Al final de su intervención señaló que “esperamos que aquellos que se han conocido en las JMJ se hagan presentes y manifiesten la grandeza de otra ausencia en nuestra cultura, que es el noviazgo”.

Una celebración más austera

Por su parte, la Secretaria de la Provincia Eclesiástica de Madrid, la hermana María Rosa de la Cierva, explicó que la Misa comenzará a las 16,00 horas, y a la misma está prevista la presencia de obispos de Europa y de España, a quienes ya se ha enviado una carta invitándoles a que asistan. “Se incorporarán antes de la Misa”. Previamente, a las 14,30 horas comenzará el acto de presentación de los grupos de jóvenes, la procesión en la que la Virgen de la Almudena se entronizará en el altar, y que dará paso a un Rosario en el que se intercalarán testimonios y cantos relacionados con la fiesta de la Sagrada Familia. Anunció que se irán alternado los cánticos de la Orquesta y Coro de la JMJ y de la Orquesta del Camino Neocatecumenal. “Tenemos previsto terminar a las 17,30 horas”, señaló.

Este año se colocarán alrededor de 3 pantallas, en la Calle Génova y en el altar, por “motivos de austeridad” pues estamos viviendo “una profunda crisis económica, motivada por crisis morales”. De hecho, el acto se sufragará gracias a los propios fieles, a quienes se les pide que aporten una pequeña cantidad. Igualmente, se pondrá a disposición de quien quiera colaborar un número para que envíen sus SMS con la palabra familia.

Sobre los autobuses, está previsto que aparquen en la calle Alcalá, calle Alfonso XII, en el Paseo de la Castellana. “Es importante la presencia de todos”, consideró, por ello invitó a participar en la celebración de la Plaza de Colón desde las 14,30 horas.

Preguntada por cuánta gente se espera, dijo que “este año esperamos mayor número de jóvenes porque tienen una especial invitación todos los que han participado en la JMJ, aunque no quita que vengan también sus familias”, y subrayó la “ventaja” de que el día de la Misa todos los jóvenes estarán de vacaciones. También anunció que, al igual que en años anteriores, se colocarán dos cabinas de lactancia, con el fin de facilitar que las madres puedan asistir a la celebración.

Hace falta esperanza

Por último, intervino en la rueda de prensa el Delegado de Familia de la Diócesis de Madrid, Fernando Simón, quien habló del cartel de la celebración, del que dijo que “rezuma alegría y rezuma esperanza”. “Ese es el objetivo por el que se convoca esta nueva Eucaristía en la plaza de Colón: dar esperanza, no solamente a las personas creyentes, sino a todo hombre de buena voluntad”. En este sentido, puso de manifiesto que “la verdad arraigada en el corazón del hombre es desearte un hogar estable, abierto a la familia y a la vida para siempre”. Y se preguntó: “¿Quién no quiere ser amado para siempre? ¿No me van a cuidar en mi enfermedad o cuando esté en paro? ¿Quién me va a cuidar cuando soy anciano? ¿Quién me va a dar esperanza? Ese deseo que tenemos todos”. “Es el hogar, respondió, es la familia”.

Para Fernando Simón, “se trata de dar un grito de esperanza de que esto es posible” y puso como ejemplo a los jóvenes que se preguntan cómo se van a casar si la gente se separa… “Claro que es posible y es un camino de plenitud asombrosa, por eso se convoca a los jóvenes, para quitarles el miedo darles la esperanza de que este es el camino de plenitud más grande que tiene el ser humano”.

Finalmente, destacó que es “una oportunidad para mostrar que ninguna familia va a estar sola en ningún momento, sino que la Iglesia les acompaña”. Prueba de ello son los 15 centros de Orientación Familiar en la Archidiócesis de Madrid, “donde atienden cada año a centeneras de matrimonios que continúan su vida matrimonial en un 85%, donde se reconstruye la comunión familiar, donde se les ayuda cuando tienen problemas con los hijos, donde una mujer que sufre el trauma de sentirse avocada a un aborto, no va a estar sola, se le va ayudar”.

Concluyó afirmando que “hace falta esperanza” y que cada vez hay más familias “que están sufriendo dramáticamente” y a las que Cáritas presta ayuda diariamente. “Ahora es el momento para dar un grito de esperanza, ese es el objetivo de esta Misa”.

(Información disponible en http://www.obispadoalcala.org/noticiasDEF.php?subaction=showfull&id=1323764500&archive= y Analisisdigital.org)

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 45179 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).