Los disidentes

Mons. Francisco Pérez González

Pregunta: Hace unos años el Papa Beato Juan Pablo II recibió la visita de los Obispos de Austria y les dijo que “la Iglesia no funcionaba como una democracia”. También les habló de unos grupos disidentes que se denominan Nosotros somos Iglesia y  Diálogo para Austria. De nuevo han vuelto a la carga y hace poco han escrito una carta disintiendo con la Iglesia y su doctrina. ¿Podría clarificarme un poco más esto? ¿Por qué existen estos grupos disidentes?

Respuesta: Ciertamente, el Papa Beato Juan Pablo II se reunió, hace unos años, con los obispos austriacos con motivo de su visita “Ad limina” en Roma. En el discurso que les dirigió les hablaba de ese problema por el que estaba atravesando la Iglesia austriaca. Ahora, de nuevo, han vuelto a pronunciarse sobre el mismo tema afirmando y sosteniendo la misma idea de que la Iglesia debe ser democrática. El Papa les respondió que la Iglesia no funciona por pura democracia. El dogma no se decide por votos y “sobre la verdad, ninguna base puede decidir. La verdad no es un producto de una Iglesia de base, sino un don que viene de lo alto, de Dios” (Juan Pablo II a los Obispos Austriacos, 21-XI-98).

A la verdad no se llega por los votos de una sociedad puesto que, por ejemplo, aunque la mayor parte de la sociedad decida de otro modo, la dignidad de cada ser humano permanece inviolable desde la concepción en el seno materno hasta su fin natural querido por Dios. El sentido de la verdad no reside en las ideologías ya que estas pueden ser cambiantes y la verdad es permanente. Para los hombres de fe y con sentido eclesial la verdad se sostiene en Jesucristo y en las afirmaciones del Magisterio de la Iglesia, por expreso deseo del mismo Cristo.

Hay cristianos que se oponen al Papa y a los Obispos. No han comprendido que una de las características de los cristianos es la obediencia filial y de disponibilidad. Esto les ocurre a los disidentes llamados Nosotros somos Iglesia o Diálogo para Austria. Son grupos de personas que se oponen sistemáticamente considerando sus opiniones por encima de la verdadera profesión de fe de la Iglesia. El Papa ha advertido a estos grupos que, actuando así, se están excluyendo de la misma Iglesia y que, más que discutir, lo que tienen que hacer es meditar sobre lo que significa pertenecer a la Iglesia; que no sean motivo de escándalo al tener como único argumento el rechazo a la Iglesia tal y como Cristo la quiso.

Espero haber dado un poco de luz a su pregunta. El Papa estaba preocupado y manifestaba una profunda tristeza al observar que no se hacía caso a sus indicaciones. Lo mismo sucede con el Papa Benedicto XVI que ya ha dado las indicaciones pertinentes.  A nadie se le impide manifestar sus pensamientos e ideas, lo único que se exige que se sepa obedecer cuando se les indique lo que deben creer y vivir como miembros de la propia Iglesia y cuya autoridad la tiene quien ha sido puesto, por Cristo,  para regir y conducir a la misma: el Papa con el Colegio episcopal.

+Mons. Francisco Pérez González

Arzobispo de Pamplona-Tudela

Mons. Francisco Pérez
Acerca de Mons. Francisco Pérez 371 Articles
Nace el día 13 de enero de 1947 en la localidad burgalesa de Frandovínez. Estudió en los Seminarios diocesanos de Burgos, en la Pontificia Universidad Santo Tomás “Angelicum” de Roma y en la Universidad Pontificia de Comillas, donde se licenció en Teología Dogmático-Fundamental. Fue ordenado sacerdote el 21 de julio de 1973, incardinándose en la diócesis de Madrid, a la que sirvió como Vicario parroquial, en dos parroquias, entre 1980 y 1986. Con anterioridad, de 1973 a 1976, ejerció el ministerio parroquial en Burgos. Entre 1986 y 1995 fue formador y director espiritual del Seminario Diocesano de Madrid. Colaboró asimismo en los equipos de dirección espiritual del Seminario Diocesano de Getafe y del Seminario Castrense. El 16 de diciembre de 1995 fue nombrado Obispo de Osma-Soria, recibiendo la ordenación episcopal de manos del Santo Padre Juan Pablo II el 6 de enero de 1996. El 30 de octubre de 2003 se hacía público su nombramiento como nuevo Arzobispo Castrense y el 11 de diciembre tenía lugar la celebración de toma de posesión. CARGOS PASTORALES Desde el 12 de febrero de 2001 es el Director Nacional de Obras Misionales Pontificias, cargo pontificio para un periodo de cinco años para el que fue ratificado en el 2006. Este mismo mes de julio se hacía público su nombramiento como director de la recién erigida cátedra de Misionología de la Facultad de Teología de San Dámaso de Madrid por un periodo de tres años, tras ser designado para el cargo por el Arzobispo de Madrid, Cardenal Antonio María Rouco Varela, Gran Canciller de la citada Facultad. El 31 de julio de 2007 es nombrado por Benedicto XVI Arzobispo de Pamplona y Obispo de Tudela, en sustitución de monseñor Fernando Sebastián, que había regido estas diócesis desde 1993. Tomó posesión el domingo 30 de septiembre de 2007, en la Catedral de Pamplona. OTROS DATOS DE INTERÉS En la CEE es presidente de la Comisión Episcopal de Misiones y Cooperación entre las Iglesias, cargo para el que fue elegido el 14 de marzo de 2017. Fue miembro de las Comisiones Episcopales del Clero y de Seminarios y Universidades (1996-1999); de Misiones y Cooperación entre las Iglesias (1999-2011/2014-2017). Perteneció al Comité Ejecutivo durante el trienio 2011-2014. Ha sido miembro de la Comisión Permanente en representación de la Provincia Eclesiástica de Pamplona (2016-2017).