Fiesta de Cristo, Rey de todo el mundo. Jesucristo, Señor de todo y de todos

Mons. Francesc Pardo i Artigas   Es desde esta convicción que hemos de leer el evangelio de hoy, la solemne parábola del juicio final. Todos la recordamos. Nos presenta a Jesucristo glorioso que separa a las gentes a su derecha e izquierda, según si han dado de comer al hambriento, si han vestido al desnudo, acogido al forastero, han cobijado a quien no tenía techo, dedicado tiempo a los enfermos… o no lo han hecho. El gran pintor Miguel Angel representó esta parábola enla CapillaSextinadel Vaticano. Se trata de una escena profética que proclama: 

· QUIEN ES EL VERDADERO SEÑOR DELA VIDAYDELA HISTORIA,

· COMO QUIERE SER SERVIDO,

· Y DONDE LO PODEMOS ENCONTRAR Y SERVIR

Siempre que escucho y leo esta parábola pienso que nos descubre la verdad de la vida, el criterio con que Dios la valora. 

Hoy leemos esta parábola en medio de una situación de crisis de humanidad. Mucha gente se pregunta si hay algo por lo que valga la pena luchar, si hay algún valor que pueda orientar y animar la vida, como salir de la crisis y como afrontarla. Ante esta situación aparece siempre la tentación de encerrarnos en nosotros mismos y nuestras cosas, de replegarnos para intentar sobrevivir, pensando que por lo menos así hallaremos algún estímulo para vivir. 

Dejemos que el evangelio –sabiduría de Dios, que es luz y claridad- llegue a nuestro corazón y descubriremos las tres buenas noticias que hoy nos comunica.

  1. PRIMERA NOTICIA: QUE EL SEÑOR DEL UNIVERSO, EL SEÑOR DE TODO, ES PRECISAMENTE JESÚS DE NAZARET.

Aquel Jesús compasivo, sensible al sufrimiento, amigo de los pobres, de los enfermos y de los pecadores; quien da la vida por todos. El hombre humilde, servicial, entregado… es, en definitiva, el Señor de la historia. Es Él, y no otro, quien hará la valoración definitiva  de la historia y de cada uno de nosotros, porque todo se encamina hacia Él. Esta esla BuenaNoticia: vamos a parar a manos de Jesús. Él será quien tiene la última palabra sobre la vida. No podemos tener un mejor Señor. 

  1. SEGUNDA BUENA NOTICIA: EL AMOR HECHO SERVICIO, HUMILDE, EFICAZ, EN LAS SITUACIONES MÁS ORDINARIAS DELA VIDA, ES EL CRITERIO DE VALORACIÓN DELA VIDADECADA CUAL. 

La valoración de la vida se nos presenta con dos cuadros contrapuestos: venid, benditos de mi  padre; apartaos de mi, malditos… Y se nos dice claramente el motivo: tuve hambre y me disteis de comer; tuve sed y me disteis de beber; forastero fui i me disteis posada; enfermo y me visitasteis, desnudo y me vestisteis…” 

Sois benditos, felices, porque habéis dado respuesta eficaz y concreta a les necesidades de las personas con las que os encontrasteis. O, al contrario,  “apartaos de mi, malditos, porque no me amasteis”. La pregunta del examen sobre la propia vida ya la sabemos: es sobre el amor. 

Cuando nos hallemos ante Jesús, tras vivir más o menos años, ¿qué tendremos en nuestras manos? Pensemos que títulos, dinero, honores, estudios, cargos, no nos servirán de nada. Únicamente el amor concreto y hecho acción será el criterio. 

A todos los desorientados, deprimidos, vacíos, quienes no hallan nada  que valga la pena, incapaces de gozar de la vida, y a todos nosotros, Jesús nos dice: Ábrete a las necesidades de los demás, llévales alegría, compañía, alimentos, vestidos, dignidad, cultura, libertad, justicia…  Así serás feliz ahora y siempre. 

  1. TERCERA BUENA NOTICIA: EL VALOR DIVINO DE LAS SITUACIONES HUMANAS. 

¿Dónde podemos hallar y servir ahora a nuestro rey y señor? 

Queda claro que Jesús se identifica con quienes sufren alguna necesidad que no les permite vivir humanamente. “Todo cuanto hicisteis  con uno, el más pequeño de estos mis hermanos a mi me lo hicisteis”. 

Todo cuanto hagamos a… lo hacemos a Jesús. Y todo cuanto dejemos de hacer, también a Jesús. La pregunta que nos hemos de formular es: ¿Qué hemos hecho de Jesucristo?

 

+Francesc Pardo i Artigas

Obispo de Girona

Mons. Francesc Pardo i Artigas
Acerca de Mons. Francesc Pardo i Artigas 434 Articles
Francesc Pardo i Artigas nació en Torrellas de Foix (comarca del Alt Penedès, provincia de Barcelona), diócesis de Sant Feliu de Llobregat, el 26 de junio de 1946. Ingresó en el Seminario Menor de Barcelona y siguió estudios eclesiásticos en el Seminario Mayor, de la misma diócesis. Se licenció en Teología, en la Facultad de Teología de Cataluña. Es autor de diversos artículos sobre temas teológicos publicados es revistas especializadas. Recibió la ordenación presbiteral en la basílica de Santa María de Vilafranca del Penedès, el 31 de mayo de 1973, de manos del cardenal Narcís Jubany. El 16 de julio del 2008, el Papa Benedicto XVI lo nombró Obispo de Girona. Recibió la Ordenación Episcopal el dia 19 de octubre del 2008 en la Catedral de Girona, tomando posesión de la diócesis el mismo día.