Benedicto XVI alienta a los fieles de Ciudad Rodrigo en la celebración de los 850 años de la Diócesis

La Diócesis de Ciudad Rodrigo ha celebrado con gran gozo, el sábado 12 de noviembre, los 850 años de su fundación que se produjo el 13 de febrero de 1161. La Catedral de Santa María se quedó pequeña para acoger a numerosos civitatenses que, procedentes de los siete arciprestazgos de la Diócesis, llenaron las naves del primer templo diocesano para celebrar la Misa estacional.

El Obispo de Ciudad Rodrigo, monseñor Raúl Berzosa, presidió la Eucaristía, que concelebraron otros seis obispos. El Arzobispo de Valladolid monseñor Ricardo Blázquez y los anteriores obispos de Ciudad Rodrigo que aún viven: monseñor Antonio Ceballos, emérito de Cádiz y Ceuta y que fue ordenado Obispo en Ciudad Rodrigo en 1988, y monseñor Julián López, Obispo de León, que también recibió la plenitud del sacerdocio en la seo civitatense. Excusó su ausencia por compromisos pastorales ineludibles monseñor Atilano Rodríguez, que sí participó en los actos conmemorativos de la víspera. Participaron también el Obispo de Salamanca, monseñor Carlos López, el Obispo de Zamora, monseñor Gregorio Martínez, así como el Obispo de Guarda, monseñor Manuel Felicio da Rocha.

Por deseo del Obispo diocesano monseñor Raúl Berzosa, en la procesión de entrada que recorrió todas las naves del templo se portaron siete cruces procesionales de los siete arciprestazgos. Estos también tuvieron una gran participación en las preces, lecturas, ofrendas y acción de gracias. Estaban invitados también de manera especial todos los miembros de los Consejos Pastorales Arciprestales y del Consejo Pastoral Diocesano.

Al comenzar su homilía monseñor Berzosa leyó un mensaje de felicitación, en nombre de Su Santidad Benedicto XVI, enviado por el Nuncio, monseñor Renzo Fratini. Dice así: “En tan feliz ocasión (del 850 aniversario de la Fundación de esa Iglesia particular) el Sumo Pontífice les alienta a crecer en la fe, la esperanza y la caridad como miembros vivos de Cristo; fortalecidos por la oración constante, iluminados por la Divina Palabra, acompañados por la gracia de los santos sacramentos y deseosos de construir, con espíritu de servicio, una sociedad cada vez más fraterna, arraigada en Jesucristo, para ser así fiel reflejo de la Iglesia plantada por los Apóstoles, en estrecha comunión con el sucesor de Pedro. Con estos sentimientos, mientras invoco la protección de la Santísima Virgen María…el Santo Padre les imparte la implorada Bendición Apostólica”.

El Obispo de Ciudad Rodrigo, en su homilía, después de hacer un breve recorrido histórico por los hechos principales de la historia civitatense y de dar gracias a Dios por esta historia eclesial centenaria ha invitado «a tener dos actitudes: una primera, de profunda acogida hacia lo que la Iglesia nos entrega y hace por nosotros. Y, una segunda, de participación activa en todo cuanto la Iglesia necesita. No olvidemos el lema de los 850 años: “Para servir mejor… Sigue diciendo “sí” a tu Iglesia; eres corresponsable”. También en lo económico».

La Eucaristía finalizó con el canto del «Salve Regina» poniendo de nuevo a esta Iglesia particular bajo la protección de Santa María, madre de Dios. Al término los fieles han estallado espontáneamente en vítores y vivas al Obispo y a Ciudad Rodrigo, manifestado así la alegría de ser Iglesia viva, en los confines del oeste peninsular, al servicio de esta tierra y de este pueblo.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 43478 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).