El Obispo de Palencia resalta la labor caritativa y social de la familia guaneliana

La familia guaneliana vivía el domingo en Palencia un día de fiesta, al celebrarse una Eucaristía de Acción de Gracias por la canonización de su fundador, Luis Guanella, el pasado 23 de octubre de 2011. El Obispo de Palencia, monseñor Esteban Escudero, presidió esta Santa Misa que estuvo además concelebrada por el superior de los guanelianos, P. Alfonso Crippa y numerosos sacerdotes y religiosos vinculados a la familia guaneliana.

El Obispo diocesano destacó en su homilía la figura de San Luis Guanella y aseguró que “en San Luis Guanella tenemos un modelo de lo que debe ser la caridad cristiana”. Para atender a las necesidades de los desamparados y afligidos, y procurarles la salvación eterna, .Luis Guanella fundó la Congregación de los Siervos de la Caridad y de las Hijas de Santa María de la Providencia

Asimismo, el prelado palentino se dirigió a cuatro jóvenes de la Villa San José que recibieron el Sacramento de la Confirmación: “Quisiera ahora dirigirme brevemente a las cuatro personas del Centro Villa San José, Adrián, Belinda, Raquel y Rosi, que voy a confirmar dentro de unos momentos. El don del Espíritu, el amor del Padre y del Hijo, que os voy a conferir, es el signo de la predilección que Dios tiene por vosotros, sus hijos más queridos”, resaltó el Obispo.

“Además, quisiera destacar que, en mi visita, hace unos pocos meses a la Villa San José, pude comprobar personalmente la gran labor caritativa y social de la familia guanelina en Palencia.

Por eso, deseo hoy expresar mi reconocimiento personal y el de toda la Iglesia particular de Palencia, a la familia guaneliana, ofreciéndoles esta distinción papal, que solicité en el pasado mes de Septiembre y que quiero hacer entrega al P. Superior General de la Congregación y al Superior de los Guanelianos en Palencia”. Un día de acción de gracias, de fiesta y de alegría para todos los amigos de la familia guaneliana.

Una vez concluida la Eucaristía, se dirigieron a la calle Luis Guanella donde descubrieron la placa con el nuevo nombre del santo.

Biografía de Luis Guanella

Luis Guanella nació en Fraciscio, Sondrio, el 19 de diciembre de 1842, el noveno de trece hijos. Desde niño aprendió una fe viva y operante, un constante amor al trabajo y una gran caridad para con los pobres.

Pasada su niñez entre sus montes siempre nostálgicamente amados, fue alumno del Colegio Gallio de Como, frecuentó después, para los estudios eclesiásticos, los seminarios diocesanos, distinguiéndose por la angélica piedad, amabilidad de carácter y aprovechamiento en las disciplinas escolares. Ordenado sacerdote el 26 de mayo de 1868, estuvo encargado de cura de almas en Prosto y en Savogno, en Val Chiavena, donde construyó una escuela elemental, y enseñó en las escuelas, por cuanto tenía un diploma de maestro. Multiplicó las iniciativas benéficas a favor de los pobres y con entusiasmo organizó la acción Católica juvenil, fundada en 1867 por Juan Acquaderni y Mario Fani. En 1875 fue a Turín, a donde Juan Bosco, de quien aprendió el camino de la santidad y el método pedagógico. Se vinculó con los votos religiosos a la sociedad salesiana. Pero en 1878 fue llamado por su obispo a la diócesis, fue nuevamente párroco en Traona, Olmo y Pianello Lario, donde en 1885 sonó la hora de la misericordia con la primera fundación de las obras soñadas de tiempo atrás a favor de los pobres abandonados.

Este sacerdote valteliense, en la escuela de los santos de su tiempo: Juan Bosco, José Cafasso, José Benito Cottolengo, Leonardo Murialdo, Luis Orione, Madre Francisca Javier Cabrini, también él fue iniciador de numerosas obras de beneficencia, que florecerían rápidamente gracias a su espíritu de dedicación, y a su capacidad de comunicar entusiasmo y valor a sus colaboradores.

Devoto y admirador de San Francisco de Asís, ingresó en su Tercera Orden. De la vida del Pobrecillo asumió el espíritu de pobreza y de perfecta alegría, de gran confianza en Dios y de amor por los hermanos más pobres: los huérfanos, los deficientes, los ancianos y los enfermos. Para continuar la institución fundó dos congregaciones religiosas: los siervos de la Caridad (Guanelianos) y las Hijas de Santa María de la Providencia (Guanellianas). La obra se desarrolló admirablemente en Italia y en el exterior. La pía unión del tránsito de San José, iniciada por él en Roma, cuenta hoy con más de diez millones de miembros. En años de encendido anticlericalismo, fue mirado con sospecha por las autoridades laicas y fue blanco de injusticias y persecuciones, pero las superó con la fuerza de su fe y el fuego de la caridad. Fue a América siguiendo a los emigrantes, trabajó mucho por la asistencia religiosa a los mismos. Para instruir a la juventud abrió escuelas de iniciación, y oratorios. Para asistir a las víctimas del terremoto de Calabria, en Marsica y en Mesina, no economizó energías ni medios.

En Como el 24 de octubre de 1915, a los 73 años concluyó su activa jornada este héroe de la caridad. Su cuerpo se venera en el Santuario del Sagrado Corazón en Como.

Una intercesión milagrosa para su canonización

El 25 de octubre de 1964 fue beatificado por el Papa Pablo VI. El milagro atribuido a la intercesión del ahora santo fue la milagrosa curación de William Glisson, un joven de Pennsylvania a quien los médicos no dieron oportunidad de recuperación tras sufrir un severo accidente mientras patinaba.

William tenía 21 años cuando en marzo de 2002 cayó de cabeza por patinar en reversa en la calle. Quedó en estado de coma y los médicos le practicaron cinco cirugías, incluyendo dos para unir las piezas de su cráneo. Los especialistas esperaban que el joven presentara un daño cerebral permanente.

Sin embargo, Glisson se recuperó completamente luego que un amigo de la familia organizara una campaña de oración por intercesión del Padre Guanella con una comunidad de los Siervos de la Caridad, así como residentes y estudiantes de la Aldea de Don Guanella dedicada a personas con discapacidades.

El Papa Benedicto XVI lo proclamó santo el pasado 23 de octubre de 2011.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 41087 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).