Tu Iglesia contigo, con todo el mundo

El próximo domingo, como cada año, celebramos EL DÍA DE LA IGLESIA DIOCESANA: una oportunidad para renovar la conciencia de pertenencia a la Iglesia que nos tiene que llevar a sentirnos corresponsales también en su funcionamiento económico. Es una campaña «informativa » y, como os recordarán vuestros sacerdotes, un llamamiento a poner en común nuestros bienes de manera significativa para asegurar el sostenimiento de la Iglesia de la que somos miembros vivos. A pesar de las dificultades actuales que todos sufrimos debido a la crisis económica, hay que poner en común nuestras pobrezas para poder también asegurar mejor nuestros servicios. No olvidemos que, desde diciembre de 2006, la financiación de la Iglesia Católica en España depende únicamente de las asignaciones directas que recibimos a través del IRPF y, sobre todo, de los donativos, colectas y limosnas voluntarias. Son siempre opciones hechas con total libertad y que quiero agradecer de todo corazón.

La mayoría de acciones pastorales de nuestra Iglesia funcionan gracias al voluntariado. Tanto de hermanas y hermanos que, a nuestras comunidades parroquiales y otras entidades de Iglesia dedican generosamente un montón de horas al año y que todos tenemos que agradecer mucho, sintiéndonos estimulados a participar responsablemente. Sólo Dios conoce el trabajo desinteresado de tantos laicos, de miembros de vida consagrada y de presbíteros dentro y fuera de nuestra Diócesis de Lleida, porque tampoco podemos olvidar la apertura a la misión universal, la colaboración con otras Iglesias y necesidades.

Para mantener y asegurar las diferentes actividades de servicio, y para sostener las responsabilidades pastorales y el culto, nos haría falta una aportación suficiente y continuada. Por eso os pido y os agradezco de todo corazón el esfuerzo que ya hacéis y el que sin duda haréis con vuestra aportación económica en este Día de la Iglesia Diocesana.

Jesús nos invita a trabajar por un mundo más humano y fraternal buscando el cambio de las personas, de las estructuras, de las relaciones… Se trata de un estilo de vivir y actuar original, sorprendente y en contracorriente, de una manera de actuar que manifieste Dios-Amor que hemos descubierto en Jesús, tratando de ser «luz del mundo» y «sal de la tierra» y alimentando el entendimiento mutuo.

Este DÍA DE LA IGLESIA DIOCESANA (en Cataluña «Diada de GERMANOR») es un llamamiento a la responsabilidad y nos ofrece la oportunidad de crecer en aquel amor práctico que se traduce en la COMUNIÓN CRISTIANA DE BIENES, que es una manera de hacer visible el nuestro SER IGLESIA CON OTRAS, CON TODO EL MUNDO.

Os animo a hacer un esfuerzo generoso: toda piedra hace pared.

Recibid el saludo de vuestro hermano obispo,

+ Joan Piris Frígola

Obispo de Lleida

Mons. Joan Piris
Acerca de Mons. Joan Piris 198 Articles
Mons. D. Joan Piris Frígola nació el 28 de septiembre de 1939 en Cullera (Valencia). Fue ordenado sacerdote en Moncada el 21 de octubre de 1963. Desde 1964 a 1968 realizó los estudios de Licenciatura en Pedagogía en Roma y la Diplomatura en Catequética en el Pontificio Ateneo Salesiano de Roma. En 1971 obtuvo la Licenciatura en Pedagogía por la Universidad Civil de Valencia. En 1968 fue nombrado Vicario y de 1969 a 1974 párroco de San Fernando Rey de Valencia. Fue miembro del Grupo Promotor en España del Movimiento por un Mundo Mejor, de 1974 a 1979, fecha en la que ejerció como Director del Secretariado Diocesano y luego Delegado Episcopal de Pastoral Familiar en Valencia, hasta 1984. Este cargo lo compaginó con la dirección del Secretariado de la Subcomisión de Familia de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar, en Madrid, de 1981 a 1984. CARGOS PASTORALES Ha sido párroco de diferentes parroquias de Valencia y Miembro del Consejo de Presbiterio de Valencia en 1984 y Párroco Consultor un año más tarde. Ha sido Vicario Episcopal de las demarcaciones de La Ribera, Valencia-Nordeste, Lliria-Via Madrid y Valencia-Nordeste. El 1 de marzo de 2001 fue elegido Obispo de Menorca y recibió la Ordenación Episcopal el 28 de abril de ese mismo año. El 16 de julio de 2008 fue nombrado por el Papa Benedicto XVI Obispo de Lleida y tomó posesión de la diócesis el 21 de septiembre de 2008. El 28 de julio de 2015 el Papa Francisco aceptó su renuncia al gobierno pastoral de la diócesis OTROS DATOS DE INTERÉS En la Conferencia Episcopal Española ha sido miembro de la Comisión Episcopal de Pastoral (2001-2005) y desde 2005 es miembro de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social, de la que fue Presidente de 2009 a 2014.