Ordenación de diáconos en la iglesia de Teruel y Albarracín

Nuestra Iglesia diocesana está de enhorabuena. Este domingo, 6 de Noviembre, serán ordenados dos seminaristas diocesanos de diáconos. Muchos de vosotros les conocéis y seguro que lleváis rezando por ellos, y por todos los seminaristas, muchos días. Son: Horacio de Jesús Quintero Jaramillo y Jarvey de Jesús Valencia Gómez. Dos jóvenes colombianos que ya llevan entre nosotros algunos años y que han cursados sus estudios en el Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón y completado su formación en los Seminarios de Zaragoza y Teruel. Han colaborado pastoralmente en las parroquias de El Salvador y Santa Emerenciana de Teruel y están realizando su etapa pastoral en las parroquias de Monreal del Campo y de Muniesa, respectivamente.

El testimonio de estos jóvenes que acceden hoy al diaconado, camino del sacerdocio, nos hace elevar una oración agradecida a Nuestro Padre Dios por seguir llamando a jóvenes cristianos a servir a la Iglesia y a toda la sociedad a través del orden sacerdotal. Ellos, con gran generosidad, salieron de su Colombia natal, dejando a sus familias y amigos, para venirse con nosotros a servir al Pueblo de Dios que peregrina en la diócesis de Teruel y Albarracín. Con la llamada del Señor y de la Iglesia y su generosa respuesta, ven cumplida una etapa más en el camino que están recorriendo hacia la ordenación sacerdotal. Pedimos también al dueño de la mies que siga suscitando vocaciones al ministerio sacerdotal, entre los jóvenes de nuestra diócesis.

Ante este hermoso acontecimiento eclesial, es interesante que pensemos un poco lo que significa ser diácono en la Iglesia católica. El Concilio Vaticano II nos dice: los diáconos “ reciben la imposición de las manos «no en orden al sacerdocio, sino en orden al ministerio». Así, confortados con la gracia sacramental, en comunión con el Obispo y su presbiterio, sirven al Pueblo de Dios en el ministerio de la liturgia, de la palabra y de la caridad. Es oficio propio del diácono, según le fuere asignado por la autoridad competente, administrar solemnemente el bautismo, reservar y distribuir la Eucaristía, asistir al matrimonio y bendecirlo en nombre de la Iglesia, llevar el viático a los moribundos, leer la Sagrada Escritura a los fieles, instruir y exhortar al pueblo, presidir el culto y oración de los fieles, administrar los sacramentales y presidir el rito de los funerales” (Lumen Gentium nº 29).

En este día de alegría para nuestra iglesia diocesana, os animo a participar en la celebración de esta tarde en la Iglesia de la Clarisas de Teruel y a acompañar, con nuestra oración, a nuestros nuevos diáconos en el ejercicio del ministerio que están punto de estrenar. Muchas felicidades.Obispo de Teruel y Albarracín.

+ Carlos Escribano Subías

Obispo de Teruel y de Albarracín

Mons. Carlos Escribano Subías
Acerca de Mons. Carlos Escribano Subías 215 Articles
Monseñor Carlos Manuel Escribano Subías nació el 15 de agosto de 1964 en Carballo (La Coruña), donde residían sus padres por motivos de trabajo. Su infancia y juventud transcurrieron en Monzón (Huesca). Diplomado en Ciencias Empresariales, trabajó varios años en empresas de Monzón. Más tarde fue seminarista de la diócesis de Lérida -a la que perteneció Monzón hasta 1995-, y fue enviado por su obispo al Seminario Internacional Bidasoa (Pamplona). Posteriormente, obtuvo la Licenciatura en Teología Moral en la Universidad Gregoriana de Roma (1996). Ordenado sacerdote en Zaragoza el 14 de julio de 1996 por monseñor Elías Yanes, ha desempeñado su ministerio en las parroquias de Santa Engracia (como vicario parroquial, 1996-2000, y como párroco, 2008-2010) y del Sagrado Corazón de Jesús (2000-2008), en dicha ciudad. En la diócesis de Zaragoza ha ejercido de arcipreste del arciprestazgo de Santa Engracia (1998-2005) y Vicario Episcopal de la Vicaría I (2005-2010). Como tal ha sido miembro de los Consejos Pastoral y Presbiteral Diocesanos. Además, ha sido Consiliario del Movimiento Familiar Cristiano (2003-2010), de la Delegación Episcopal de Familia y Vida (2006-2010) y de la Asociación Católica de Propagandistas (2007-2010). Ha impartido clases de Teología Moral en el Centro Regional de Estudios Teológicos de Aragón desde el año 2005 y conferencias sobre Pastoral Familiar en diferentes lugares de España. Finalmente, ha formado parte del Patronato de la Universidad San Jorge (2006-2008) y de la Fundación San Valero (2008-2010). Benedicto XVI le nombró obispo de Teruel y de Albarracín el 20 de julio de 2010, sucediendo a monseñor José Manuel Lorca Planes, nombrado Obispo de Cartagena en julio de 2009. Ordenado como Obispo de Teruel y de Albarracín el 26 de septiembre de 2010 en la S. I. Catedral de Teruel.