Jóvenes, os espero el 5 de noviembre

Queridos jóvenes: Os saludo con todo el afecto de mi corazón.

Vosotros sois la alegría y el gozo de vuestro Obispo. En los encuentros y celebraciones que tengo con vosotros me siento cada vez más unido a todos los que participáis y también a los que no sentís la necesidad de confirmar vuestra fe o de seguir un proyecto de acción y formación para vuestra vida. A todos os llevo en el corazón. Por eso os convoco todos los años para tener un encuentro conmigo, un encuentro de los jóvenes con su Obispo. Estoy contento por vuestra respuesta, a veces superando dificultades, como las que supone el tener a la vista un examen o un proyecto de fin de semana.

Vuestra asistencia en estos años ha sido numerosa y participativa. Conservo en mi mente y en mi corazón conversaciones profundas tenidas con algunos de vosotros yque me recordáis cuando nos vemos por vuestras parroquias o en otros encuentros.Gracias por vuestra confianza. Este año tendremos el Encuentro con el Obispo el próximo 5 de noviembre en el Santuario de Nuestra Señora de la Alegría, de Monzón. Las Delegaciones de Pastoral Juvenil y Vocacional lo están preparando con mucho interés para superar, si es posible, la alegría y el provecho de los años anteriores.

Nuestro encuentro no será tan numeroso como el del Papa este verano en Madrid, pero haremos lo posible para que se le parezca en el gozo de ser cristianos. Eldía 5 espero encontrarme con los que estuvisteis en Madrid, recordar con vosotros losemocionantes momentos vividos en aquellas jornadas, y compartirlos con los que no pudieron estar allí.

Recordad, todos, la alegría del Papa al encontrarse con jóvenes del mundo entero. Todos pudisteis verlo a través de la televisión. «Muchas gracias —os decía—por la espléndida acogida que me habéis dispensado al entrar en esta ciudad, signo de vuestro amor y cercanía al Sucesor de Pedro». Su gratitud quedó patente en la Vigilia de Oración en Cuatro Vientos. Después de la tormenta que estalló en plena celebración, os dijo: «¡Gracias, gracias, por vuestra alegría, por vuestra resistencia, por vuestra fuerza, que es mayor que la lluvia! Hemos vivido una aventura juntos. Firmes en la fe de Cristo, habéis resistido la lluvia. Gracias por el sacrificio que estáis haciendo y que ofreceréis al Señor. Con Cristo podréis superar siempre las dificultades de la vida».

Para fortalecer esta fe en Jesucristo nos dijo que es fundamental insertarse en la vida de las parroquias, comunidades y movimientos; participar en la Eucaristía cada domingo; recibir frecuentemente del sacramento del perdón y cultivar la oración y contemplación de la Palabra de Dios. Espero y deseo que este encuentro sirva para fortalecer nuestra amistad con Cristo y para animarnos a vivir la fe que hemos recibido sin miedos ni vergüenza. Así podremos transformar el mundo según el corazón de Dios. La Iglesia y la sociedad esperan mucho de vosotros y, por supuesto, vuestro Obispo que está dispuesto a acompañaros en esta etapa tan importante de la vida.

Jóvenes, estáis invitados. Os espero.

+ Alfonso Milián Sorribas

Obispo de Barbastro-Monzón

Mons. Alfonso Milián Sorribas
Acerca de Mons. Alfonso Milián Sorribas 101 Articles
Mons. Alfonso Milián Sorribas nació el 5 de enero de 1939 en La Cuba, provincia de Teruel y diócesis de Teruel y Albarracín. Realizó los estudios eclesiásticos en el Seminario Metropolitano de Zaragoza y fue Ordenado sacerdote el 25 de marzo de 1962. En 1992 obtuvo la Licenciatura en Teología Catequética por la Facultad de Teología ‘San Dámaso’ de Madrid, con la tesina «La iniciación a la dimensión contemplativa del catequista por medio de la oración de Jesús». La segunda parte de la misma fue publicada en 1993, en la revista ‘Jesus Cáritas’ con el título «La invocación del nombre de Jesús, camino de encuentro con el Padre». Además del español, conoce el francés. Después de su ordenación, ha desempeñado los siguientes cargos: - 1962–1969:Párroco de Azaila (Teruel); - 1962–1967:Coadjutor de la Parroquia de La Puebla de Hijar (Zaragoza); - 1967–1969:Encargado de las Parroquias de Vinaceite (Teruel) y Almochuel (Zaragoza); - 1969–1983:Párroco de ‘San Pío X’ en Zaragoza; - 1970–1976:Delegado de Cáritas de Arrabal (Zaragoza); - 1978–1990:Miembro del Consejo Presbiteral de la Archidiócesis de Zaragoza; - 1980–1981:Consiliario del Movimiento ‘Junior’; - 1982–1990:Vicario Episcopal de la Vicaría IV de la Archidiócesis de Zaragoza; - 1992–1996:Delegado Diocesano de Apostolado seglar y Consiliario Diocesano del Movimiento ‘Junior’; - 1992–1998:Delegado Diocesano de Pastoral Vocacional; - 1996–2004:Vicairo Episcopal de la Vicaría II; - 1998–2004:Consiliario de ‘Manos Unidas’; - Nombrado Obispo Auxiliar de Zaragoza el 9 de noviembre de 2000 y elegido para la sede titular de Diana, recibió la ordenación Episcopal el 3 de diciembre de 2000. - El 11 de noviembre de 2004, el Nuncio Apostólico en España comunicó al Administrador Diocesano el nombramiento de Don Alfonso Milián para la sede barbastrense-montisonense, de la que tomó posesión el 19 de diciembre de 2004 en la catedral de Barbastro. - En la Conferencia Episcopal es miembro de la Comisión Episcopal de Asuntos Sociales y Obispo Delegado para Cáritas Española.