Fiestas de Santa Teresa 2011

Queridos abulenses: 

Os saludo con gozo en la fiesta de Santa Teresa, que cada año llega a nosotros como un oasis de vegetación y frescura en medio el desierto. La figura de la Santa nos alcanza en este día como un ideal de vida y un camino a recorrer hacia el cielo, como una fiel intercesora en nuestros gozos y en nuestras luchas diarias.   

En la fiesta de la Santa de este año permanecen vivos todavía los ecos de la JMJ en nuestra ciudad. Veinte mil jóvenes nos han visitado el mes de agosto pasado y varios miles no pudieron llegar hasta nosotros por imposibilidad técnica, dadas las condiciones de nuestra ciudad. Se instalaron en Ávila y en otras ciudades de nuestra provincia. Todos venían buscando el espíritu de Santa Teresa. Querían conocer, ver, tocar, los lugares en que ella nació, vivió, oró y escribió. Por los templos de  San José, la Encarnación y la Santa pasaron estos jóvenes dejándose penetrar por el espíritu y el carisma de Santa Teresa. Aquí vivieron días inolvidables al calor térmico y espiritual del Carmelo. Los propios muchachos, los sacerdotes y los obispos que les han acompañado han agradecido reiteradamente nuestra acogida y han señalado la importancia que esta visita ha tenido para la formación cristiana de los jóvenes. Decidlo a toda la Diócesis y a la ciudad de Ávila –nos dijeron-: dad gracias a los voluntarios, a las autoridades, a todas las familias y personas que nos acogieron. Dadles las gracias por su generosidad y por haber conservado con tanto amor el espíritu y el estilo de vida de la Santa. Nosotros, la ciudad y los pueblos que los acogimos, también percibimos en ellos algunos rasgos de la santa andariega. Ellos vinieron hasta nosotros desde países lejanos con ánimo alegre y decidido, ágiles de cuerpo para caminar, ágiles de  mente para entender y ágiles de espíritu para orar; ellos nos dieron de ejemplo de oración; jóvenes de edad y de espíritu para percibir el don y la gracia que nos llega por mediación de la Santa. Este verano Teresa nos ha regalado una multitudinaria presencia joven y creyente. Se han presentado ante nosotros como un modo de vivir distinto al que estamos acostumbrados, un estilo atractivo y singular: alegres, respetuosos, deseosos de compartir su vida con nosotros por unos días, de encontrarse con nuestra cultura y nuestra espiritualidad. Agradecidos por haberse sentido ciudadanos de Ávila y miembros activos de la Iglesia en que nació y viven para siempre Teresa de Jesús y Juan de la Cruz. 

Ahora habremos de prepararnos para el jubiloso año 2014 – 2015. Muchas personas acudirán a nosotros con parecido espíritu al que vivieron los jóvenes este verano, al que muchos peregrinos nos visitan cada día y en particular días como en esta fiesta de la Santa. Hemos de saber acoger a quienes nos visitan. Abrirles nuestra ciudad, nuestra historia, nuestro espíritu y también nuestras casas, pero sobre todo, nuestras personas. Contar la fama de nuestra Santa a todas las gentes es una misión que nos ha encomendado el Señor a los abulenses. Para ello debemos, nosotros los primeros,  conocerla bien y acercarnos a ella en nuestras actitudes y comportamientos. Contar su fama es un deber y un compromiso que nos exige un mayor conocimiento e imitación de sus virtudes a todos los abulenses. 

Como sabéis, nos estamos preparando a la celebración del V centenario, conociéndola mejor. Para ello acudimos a las fuentes de su espiritualidad que son sus escritos. Cada año leemos un libro. Ya llevamos dos años en los que hemos leído su “Vida” y su “Camino de perfección”. Este año nos toca leer y orar con el libro de “Las Fundaciones”. Todo abulense debe leer individualmente o en grupo el libro de las Fundaciones. Los Padres Carmelitas nos facilitan el trabajo. Su lectura  nos sitúa ante la ingente obra de la Santa, y en ella seguimos descubriendo aspectos maravillosos de su personalidad, su genio, su carisma y su santidad. Su obra sabemos que fue ingente no sólo por el número de las fundaciones sino por el espíritu con que superó las continuas dificultades que se le presentaron para llevarlas a su fin. Como todas sus obras, la lectura de las Fundaciones resulta apasionante. Por medio de su pluma, Teresa nos abre la puerta de su alma para que podamos vivir con ella la peripecia de su vida con la hondura y la intensidad con que ella vivió. Sin embargo, estemos atentos: Teresa no es la meta de nuestra lectura, ella nos lleva al Señor. Los estilos narrativo, oracional, parenético, se entretejen bellamente para facilitarnos una lectura a la par emocionante y espiritual. Sus escritos traslucen el amor de su vida, Aquel por quien se entregó, vivió y murió, y ahora con Él vive para siempre. 

A todos, queridos abulenses y a los llegados de fuera para compartir con nosotros la alegría y la piedad, os deseo una muy feliz fiesta de Santa Teresa.

Con mi bendición para todos,

+ Jesús García Burillo

Obispo de Ávila

Mons. Jesús García Burillo
Acerca de Mons. Jesús García Burillo 96 Articles
Nació en Alfamén, Provincia y Archidiócesis de Zaragoza, el 28 de mayo de 1942. Tras finalizar la carrera de Profesor de E.G.B., inició los estudios eclesiásticos en Valladolid, ciudad a la que se trasladó desde muy joven, terminándolos en la Universidad de Comillas de Madrid. Fue ordenado sacerdote en Valladolid, el 25 de julio de 1971. En la misma Universidad de Comillas obtuvo, en 1970, la Licenciatura en Teología y en 1977 el Doctorado en Teología Bíblica. Ha desempeñado el cargo de Vicario Episcopal en la Diócesis de Madrid, de la Vicaría III (1985-1996) y de la Vicaría VIII (1996-1998). Fue preconizado Obispo Auxiliar de Orihuela-Alicante el 19 de junio de 1998. Recibió la Ordenación Episcopal en Alicante el 19 de septiembre del mismo año. Preconizado Obispo de Ávila el 9 de enero de 2003, tomó posesión de la diócesis el pasado 23 de febrero de 2003, domingo. CARGOS DESEMPEÑADOS: Capellán de la Residencia Universitaria Torrecilla (Valladolid, 1971-75); Coadjutor de la parroquia de San Andrés de Villaverde (Madrid, 1977-79); Dir. de la Residencia Divino Maestro (Valladolid, 1964-66); Dir. de la Revista "Ekumene" (1966-71); Coordinador del Movimiento "Ekumene" en Andalucía (1966-71); Secretario General de la Vicaria III (Madrid, 1979-85); Vicario Episcopal de la Vicaría III (Madrid (1985-96); Vicario Episcopal de la Vicaría VIII (Madrid (1996-98). Obispo Auxiliar de Orihuela-Alicante (1998-2002) CARGOS EN LA CONFERENCIA EPISCOPAL: Miembro de las Comisiones Episcopales de Pastoral (1999-) y Relaciones Interconfesionales (1999-). ACTIVIDADES: Profesor de E.G.B. (1962-64); Prof. titular en Estudio Agustiniano (Valladolid, 1972-74); Colaborador del C.S.I.C. (1974- 76); Profesor del Instituto Internacional de Teología a Distancia (Madrid, 1977-98); Profesor de Radio ECCA (1977-98). PUBLICACIONES: Destacan entre todas ellas: Catequesis de primera comunión, en colaboración (Madrid: Studio 1968); su Tesis doctoral El ciento por uno. Historia de las interpretaciones y exégesis, (Madrid: C.S.I.C. 1977). Ha colaborado en el Departamento de Producción del Instituto Internacional de Teología a Distancia (1977-1998).