El obispo de Cartagena anima a que el estilo de los seminaristas sea ‘el estilo del Buen Pastor’, en la apertura del curso 2011-2012

El obispo de Cartagena, monseñor José Manuel Lorca Planes, presidió ayer jueves en la capilla mayor del Seminario San Fulgencio la misa con la que se inauguró oficialmente en la diócesis el curso 2011-2012. En la eucaristía participaron los seminaristas de San Fulgencio, Redemptoris Mater, los Hermanos de la Luz y Cristo Sacerdote.

En su homilía, el señor obispo exhortó a los seminaristas a entregarse completamente a Dios. “Os animo a poneros de cara al Señor. Haced de vuestra vida una ofrenda a Dios y consideraos discípulos del Señor”. Monseñor Lorca destacó la necesidad de los seminaristas y sacerdotes de unirse a Dios a través de la oración y la Eucaristía. “La oración educa en el amor y abre el corazón a la caridad”-afirmó-. Así, añadió que “la tarea de un cristiano es vivir desde la caridad, porque nuestro rostro se parece al de Dios”. Refiriéndose a la Eucaristía, el prelado aseguró que “lo más hermoso es ver cómo Dios se entrega en las manos del sacerdote y se hace Pan para toda la humanidad”. “La oración y la Eucaristía son lo que dan a nuestro trabajo fecundidad apostólica”.

El obispo de Cartagena apuntó que el estilo de los seminaristas ha de ser desde ahora “el estilo del Buen Pastor”. Y les instó a vivir con una “entrega total hasta la Cruz, sólo desde ella se puede consolar, servir, crecer e iluminar de una manera fructífera”. De igual modo, se refirió a la experiencia que en el Seminario se tiene de comunidad, viviendo en fraternidad. “El sacerdocio es para la Iglesia, es para los demás. Tu vida está llamada a servir, a ser dada y ofrecida a los demás; porque, vienes a ser por gracia de Dios, un ministro para la Iglesia de Cartagena, para que llegues a ser su voz y su rostro”. Precisando la importancia de centrarse en Dios, monseñor Lorca remarcó que “os consagráis para la Iglesia, sois de la Iglesia, sois para la Iglesia”.

En esta santa misa, junto al obispo de Cartagena, concelebraron el Vicario General, Juan Tudela, el Rector del Seminario Mayor de San Fulgencio, Sebastián Chico, y el equipo de formadores de este seminario, el Rector del Seminario Diocesano Redemptoris Mater, Diego Martínez, así como varios Vicarios Episcopales, entre ellos el Vicario Episcopal para el Clero y Vida Consagrada de Guadix, Andrés Galiano.

También asistieron los directores de los Institutos Teológicos y de de Ciencias Religiosas San Fulgencio, el de Ciencias a Distancia San Agustín, y el Director del Instituto Teológico de Murcia. José Luis Mendoza, presidente de la Universidad Católica de Murcia, también estuvo presente en esta misa para la inauguración del Seminario Mayor de San Fulgencio, del Instituto Teológico y de Ciencias Religiosas San Fulgencio y del Instituto de Ciencias Religiosas a distancia San Agustín de la diócesis de Cartagena.

Agustín del Agua: “Es tiempo de pensar y de hablar de Dios”
Después de la Eucaristía tuvo lugar el Acto Académico en el Aula Magna. Tras una oración conjunta, se procedió a la lectura de las Memorias de los Institutos. La lección inaugural la impartió el Doctor Agustín del Agua Pérez, Director del Secretariado de la Subcomisión Episcopal de Universidades de la Conferencia Episcopal Española, quien aludió en su discurso a los nuevos retos que ofrece la Nueva Evangelización. El ponente disertó sobre el fundamento de la Teología, relacionando con ella diversos temas de la postmodernidad. En relación a la situación de crisis a la que se enfrenta España, comentó que “desde la Iglesia se observa una crisis que no es sólo cultural”, sino que estamos ante una crisis de fe.

Agustín del Agua indicó que “el tiempo en que vivimos exige centrarse en Dios” y que la Nueva Evangelización tiene que ir al Centro, a la pregunta por Dios. “Es tiempo de pensar y de hablar de Dios”- subrayó. El conferenciante lanzó un mensaje esperanzador para la sociedad actual, manifestando que incluso la crisis y el nihilismo pueden llevar al ser humano a una apertura a una Verdad más profunda, movidos por la “sensación de vacío, desorientación y sin sentido” que les demuestra esa experiencia de vivir sin Dios. “Sólo la sed de infinito nos puede marcar el rumbo”-concluyó.

La ciudad de Lorca también ha tenido un recuerdo en este acto, en el que los sacerdotes y seminaristas manifestaron su apoyo y cercanía a los lorquinos. El señor obispo entregó también los Títulos a los graduados del curso 2010-2011 y, para concluir, declaró oficialmente la apertura del Curso 2011-2012.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37452 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).