Lágrimas y agradecimiento a la hora de partir de los DED en Zamora

Durante la tarde de hoy, tras la comida en el Bosque de Valorio, el millar de peregrinos extranjeros que han estado en la Diócesis de Zamora desde el pasado 11 de agosto para prepararse para la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) de Madrid, se han despedido de sus parroquias y familias de acogida. Publicamos, además, el texto íntegro de la intervención de Juan Carlos López al final de la Misa de envío agradeciendo la colaboración a los zamoranos.

Zamora, 15/08/11. En la última jornada de los Días en la Diócesis (DED), que han congregado en la Diócesis de Zamora a un millar de jóvenes de nueve nacionalidades entre el 11 y el 15 de agosto como fase preparatoria a la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) que comienza mañana en Madrid, publicamos algunas informaciones sobre la despedida.

La comida en Valorio

El bosque de Valorio fue este mediodía más internacional que nunca. Poco a poco iban llegando voluntarios, familias, peregrinos, sacerdotes… de todos los puntos de la Diócesis. Voluntarios trabajando a contrarreloj porque después de una larga mañana, con el calor y la caminata hasta el bosque, había que reponer fuerzas cuanto antes. Trabajo en cadena, unión, todos a una trabajando en un ambiente fraternal que sólo puede ser el fruto de compartir algo muy especial.

Por fin se termina el trabajo, y surgen los aplausos. En corros, la gente compartiendo su última comida antes del viaje. Bailes, risas y sueños compartidos durante estos días. También el obispo diocesano, Gregorio Martínez Sacristán, quiso acercarse a compartir la comida con peregrinos, familias de acogida y voluntarios. Poco a poco cada parroquia se fue despidiendo de Valorio para más tarde despedirse también de nuestra Zamora, que también será un poquito suya a partir de ahora porque la recordarán con el mismo cariño que nosotros a ellos. ¡Buen viaje, amigos!

Despedida en Cristo Rey

A las 16 horas partían hacia Madrid tres autobuses con los peregrinos de Manchester, Michigan y California, alojados durante los DED en familias de la parroquia de Cristo Rey en la capital. Preguntando a algunos peregrinos pudimos comprobar que Zamora les ha gustado mucho, y que el casco antiguo y el Museo de Semana Santa han sido claros vencedores. Comentaba Steven que su familia de acogida había sido muy generosa y que se había sentido muy acogido, algo con lo que concordaban los demás peregrinos que se encontraban allí.

Amarga despedida para quienes han sido sus familias durante estos DED. Lágrimas, abrazos y deseos de volver a verse, intercambio de e-mails, teléfonos y fotos, muchas fotos. Un momento emotivo fue cuando le entregaron a los sacerdotes de la parroquia, Eustaquio Martínez y José Alberto Sutil, una bandera americana que sirvió de pañuelo que José Alberto agitaba cuando los autobuses arrancaron.

Una vez que todo terminó y que los autobuses caminaban hacia Madrid, les preguntamos a los voluntarios zamoranos acerca del balance de estos días. Miguel Ángel señalaba lo siguiente: “me ha enriquecido en lo que es la fe en sí, he comprobado que hay fe en Zamora y en los jóvenes, sin duda esto es el Espíritu”. Por otro lado, Sara comenta: “nos lo hemos pasado muy bien con ellos, hemos tenido a dos personas y han sido muy educados. Su forma de vivir la fe es muy parecida a la nuestra, hicimos una oración en casa y fue precioso”.

Otra joven voluntaria de esta parroquia, Loreto, destaca: “me ha gustado mucho convivir con personas que a pesar de vivir muy lejos, viven la fe del mismo modo que yo. He tenido dos chicas acogidas en mi casa y las voy a echar un montón de menos, aunque he quedado con ellas en Madrid y, además, espero viajar a su casa en Manchester para verlas”.

Los DED en Zamora, una experiencia a todas luces positiva

Desde la organización de los Días en la Diócesis (DED) de Zamora hasta la presencia en las redes sociales de Internet, pasando por la experiencia de las parroquias y familias de acogida, el voluntariado y la comunicación, la valoración hecha por la Diócesis de Zamora de la convivencia internacional de estos cinco días es sumamente positiva. Ha sido una oportunidad que Zamora ha sabido aprovechar.

Juan Carlos López: “podemos hacer cosas que merecen la pena”

Publicamos la entrevista a Juan Carlos López, director del Secretariado Diocesano de Pastoral Juvenil, delegado diocesano de Enseñanza y responsable de los DED y la JMJ en la Diócesis de Zamora.

– ¿Cuál es tu valoración personal de estos Días en la Diócesis?

– Muy positiva, porque después de trabajar muchos meses, hemos alcanzado los objetivos previstos que eran ni más ni menos que acoger a estos jóvenes que han venido de Europa y del mundo, ofrecerles nuestras casas como si fueran las suyas, hacer que estos días sean para ellos el trampolín para que la Jornada Mundial de la Juventud sea significativa en sus vidas. En definitiva, hemos conseguido darnos cuenta que podemos hacer cosas interesantes que merecen la pena, que son atractivas, y se tiene que entender en la Diócesis como una iniciativa para realizar nuevos proyectos pastorales.

– ¿Algún nuevo proyecto en mente?

– Pues a lo mejor estrechar los lazos que se han ido creando entre los grupos que han estado aquí con nosotros, para algún día poder ir a sus casas y sentirnos acogidos. Se han iniciado conversaciones con algunos grupos para que eso se produzca y puede ser una bonita manera de dar continuidad a todo lo que se ha vivido aquí.

– ¿Cómo evalúas el voluntariado?

– La valoración es muy buena, excelente. Ha habido gente trabajando desde el primer día con una actitud muy colaboradora con el proyecto desde el principio. Todos hemos tenido que aportar nuestro granito de arena, pero sobre todo los voluntarios que han hecho el trabajo más oculto, que no se ve, pero que es en realidad el más importante. Sin ese trabajo no hubiera podido realizarse y así se ha podido sacar el proyecto adelante.

– ¿Algo nuevo que te haya aportado esta experiencia?

– Desde luego para mí ha sido una experiencia muy enriquecedora, porque han sido muchos meses de trabajo en un contexto en el que no estaba acostumbrado a trabajar porque ha sido un trabajo de logística, de organización, y creo que ha merecido la pena adentrarse en este tipo de actividades para valorar lo complicado que es organizar cosas, y me resulta muy interesante recibir el agradecimiento de la gente que han colaborado.

– ¿Lo mejor de todo?

– Cuando los chicos que se han marchado nos han agradecido el esfuerzo, y que he aprendido a ser más positivo. Ha habido algún fallo en la organización, pero soy positivo en el concepto, pues pienso que de esos errores se aprende, para mejorar.

José Alberto Sutil: “esto es posible porque Dios está detrás”

A continuación reproducimos las declaraciones de uno de los sacerdotes responsables de la acogida en las parroquias, José Alberto Sutil, coordinador de los DED en Cristo Rey de la capital.

Quiero dar gracias a Dios porque la palabra que más ha abundado en estos últimos momentos ha sido “gracias”, ya que todo esto es posible porque Dios está detrás. Estábamos muy preocupados de que todo saliera bien, que las familias pudieran estar dispuestas a acoger en sus casa, que los voluntarios pudieran estar disponibles, y todo ha salido muy bien gracias a que todos hemos aportado nuestro granito de arena.

Por otro lado ves la alegría de la gente, las lágrimas de emoción al marcharse, que no es nada fingido, sino que se ha disfrutado de verdad viviendo juntos nuestra fe. Ha merecido la pena tanto trabajo. También quiero dar las gracias a los voluntarios que han estado pendientes en todo momento de trabajar y ha sido sorprendente su disponibilidad y predisposición para trabajar. También las familias de acogida que han trabajado desde sus casas para que se sintieran arropados. Algo que ellos mismos han notado.

Estoy orgulloso de la parroquia que ha colaborado en todos los sentidos. Hemos disfrutado mucho con todas las actividades que creo que hemos acertado con el programa combinando actividades parroquiales y diocesanas. Estamos muy contentos y sólo es la primera fase. Con la visita del Papa en Madrid pondremos la guinda al pastel.

Luis Santamaría: “una buena noticia para la gente de nuestra tierra”

Por otro lado, el delegado diocesano de Medios de Comunicación Social, Luis Santamaría, destaca “el trabajo frenético de estos días, intentando cubrir todas las actividades, lugares y momentos, algo que ha sido imposible, pero hemos estado muy cerca gracias a un equipo de voluntarios que he tenido la suerte de coordinar”. De hecho, desde el día 11 de agosto hasta hoy la Delegación que dirige ha publicado una buena cantidad de notas de prensa, reproducidas en http://diocesisdezamora.blogspot.com.

A los colaboradores voluntarios en las tareas de comunicación, explica Santamaría, se debe el que se hayan publicado en Internet en estos días 43 álbumes fotográficos que pueden consultarse en https://picasaweb.google.com/obzamora.jmj. “Este equipo de voluntarios, que nos han mantenido informados desde Zamora capital, Benavente, Toro, Aliste y Sayago, entre otros lugares, le han echado muchas horas a una tarea que han cogido con ilusión. Es una alegría poder dar buenas noticias a los demás, y desde luego que los DED han sido una buena noticia para la gente de nuestra tierra”, explica.

El encargado de comunicación de la Diócesis también destaca la presencia de los DED en las redes sociales de Internet: “desde el primer momento hemos mantenido informada a la gente a través de Facebook y Twitter, lo que ha sido una buena experiencia de interactividad. Un evento de estas características, al poder ir comunicándolo en tiempo real, poniendo las crónicas y las fotos, se hace más algo de todos”. De hecho, explica, “hemos seguido el mismo esquema de trabajo que en la visita de la Cruz de la JMJ y el icono de María el pasado mes de noviembre, pero con un equipo de trabajo más amplio”.

Las redes sociales han sido reflejo estos días de lo que han vivido voluntarios y peregrinos, aunque hasta última hora casi no han podido participar, al estar inmersos en las actividades, con poco tiempo para el descanso y la conexión a Internet. En Facebook se leían en estas horas de la tarde, una vez despedidos los jóvenes extranjeros, mensajes de valoración positiva.

Rosa Valdeón, alcaldesa de Zamora, afirma en Facebook que “miles de jóvenes de todo el mundo han disfrutado de nuestra ciudad durante todo el fin de semana. Una experiencia inolvidable para ellos y para nosotros”. Otros participantes también han dejado su opinión, como la religiosa Isabel Monforte, que escribe: “enhorabuena, han sido estupendos estos días”. Paqui Romo, que ha acogido a jóvenes extranjeros en su casa estos días, dice: “los DED han resultado cortos y muy intensos. Una experiencia muy positiva, se la recomiendo a todos. A la hora de partir todo son lágrimas y caras tristes. Pero nos veremos en Madrid”.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37427 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).