Benedicto XVI: los Salmos, para orar a Dios en Cristo

Toda la complejidad de los acontecimientos se resume en los Salmos. Lo ha subrayado Benedicto XVI que esta mañana en la audiencia general inició el ciclo de catequesis dedicado a los Salmos. En los Salmos se entrelazan y se expresan alegría y sufrimiento, deseo de Dios y percepción de la propia indignidad, felicidad y sentido de abandono, confianza en Dios y dolorosa soledad, plenitud de vida y miedo a morir. Toda la realidad del creyente confluye en aquellas oraciones, que, primero el pueblo de Israel y luego la Iglesia, han asumido como mediación privilegiada de la relación con el único Dios y la respuesta adecuada a su revelación en la historia. En cuanto oraciones, los Salmos son manifestaciones del ánimo y de la fe, en donde todos se pueden reconocer y en los cuales se comunica esa experiencia de particular cercanía a Dios, a que todo hombre está llamado. Enseñándonos a orar, los Salmos nos enseñan que también en la desolación, en el dolor, la presencia de Dios es fuente de maravilla y de consolación; se puede llorar, suplicar, interceder, pero en la consciencia de que estamos caminando hacia la luz, en donde la alabanza podrá ser definitiva. En el Señor Jesús, que en su vida terrenal oró con los Salmos, éstos encuentran su cumplimiento definitivo y desvelan su sentido más pleno y profundo.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37346 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).