El Papa exhorta a conjugar “la fidelidad a la fe de la Iglesia con una creatividad catequética que tenga en cuenta la cultura y la edad del destinatario”

El Papa Benedicto XVI inauguró esta tarde, en la Basílica de San Juan de Letrán, el Congreso eclesial de la Diócesis de Roma sobre el tema: “Se les traspasó el corazón. La alegría de generar la fe en la Iglesia de Roma”. Después de los primeros dos años de reflexión dedicados a la participación en la Misa dominical, y al testimonio de la caridad, el itinerario de verificación pastoral se centra en el próximo bienio en la iniciación cristiana, a partir de las revelaciones realizadas en los últimos meses sobre este tema central de la pastoral ordinaria.

En su discurso, el Papa ha insistido en la necesidad de volver a proclamar la Buena Nueva en las regiones de antigua tradición cristiana y ha exhortado a recorrer el camino en el que no se descubre el Evangelio como una utopía, sino como una forma de existencia plena. Benedicto XVI ha subrayado también que “la fidelidad a la fe de la Iglesia debe conjugarse con una creatividad catequética que tenga en cuenta el contexto, la cultura y la edad del destinatario”.

Citando una de las intervenciones durante el Sínodo Romano, el Santo Padre ha dicho que: “la fe no debe presuponerse, sino proponerse”, y en este sentido ha reafirmado que “la Iglesia, cada uno de nosotros debe proclamar en el mundo la buena noticia de que Jesús es el Señor.

Un anuncio que debe resonar de nuevo en las regiones de antigua tradición cristiana, y que se resume en la necesidad, ya advertida por Juan Pablo II, de “una nueva evangelización dirigida a cuantos, a pesar de conocer la fe, ya no aprecian la belleza del Cristianismo, e incluso es posible que lo consideren como un obstáculo para alcanzar la felicidad. En este contexto el Papa ha repetido sus palabras a los jóvenes de la Jornada Mundial de la Juventud de Colonia: “la felicidad que buscáis, la felicidad a la que tenéis derecho tiene un nombre y un rostro: el de Jesús de Nazaret escondido en la Eucaristía”.

Benedicto XVI ha expresado su deseo de que crezca el compromiso con una renovada estación de evangelización, que no es sólo la labor de algunos, sino de todos los miembros de la Iglesia. Porque como ha subrayado el Papa “cada bautizado es el mensajero de este anuncio”.

En primer lugar los padres, como ha recordado el Pontífice, que están llamados a colaborar con Dios en la trasmisión del don inestimable de la vida, pero también tienen que dar a conocer a Aquél que es la Vida. En este sentido Bendicto XVI ha asegurado a los padres el apoyo de la Iglesia en esta labor fundamental. Además el Papa ha añadido el seguimiento que debe proporcionar la comunidad cristiana en la formación de los muchachos, “ayudándoles no sólo a comprender con la inteligencia las verdades de la fe”, sino también con las experiencias de oración, de caridad y de fraternidad. “La palabra de la fe puede enmudecer –ha dicho el Santo Padre- si no encuentra una comunidad que la ponga en práctica, haciéndola viva y atrayente”.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37453 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).