Benedicto XVI: La oración ayuda a hacer espacio a Dios

“La fe no es alienación: son otras las experiencias que contaminan la dignidad del hombre y la calidad de la convivencia social”. Es la reflexión que Benedicto XVI ofreció como conclusión de la oración del santo rosario en la Basílica papal Santa María la Mayor, junto a los obispos italianos. El evento reafirmó el vínculo particular de la Iglesia con Italia, renovando la confianza en María en el 150 aniversario de la unidad del país. La Esposa de Cristo, evidenció el Papa, no pretende “perseguir privilegios ni sustituirse a las responsabilidades de las instituciones políticas”, pero está “atenta a sostener los derechos fundamentales del hombre”. Frente a las no pocas dificultades que hoy enfrenta Italia, Benedicto XVI ha pensado, en particular, en los jóvenes. “Pido a la política y al mundo empresarial – dijo – cumplir cada esfuerzo por superar la difusión precaria laboral, que en los jóvenes compromete la serenidad de un proyecto de vida familiar, afectando gravemente al desarrollo auténtico y armónico de la sociedad”. El pontífice invitó además a los obispos a no escatimar en ayudar “al norte a recuperar las motivaciones originarias de ese vasto movimiento cooperativo de inspiración cristiana que ha animado a una cultura de la solidaridad y del desarrollo económico”; y en invitar “al sur a poner a disposición los recursos y las cualidades de las cuales dispone y aquellas características de acogida y de hospitalidad que lo caracterizan”. Hazañas exigentes pero posibles gracias al poder de la oración, que siempre ayuda a reconocer en Cristo el centro de nuestra vida. Un abandono confiado que encuentra en María las coordenadas perfectas. “El ejemplo de María – concluyó Benedicto XVI, al invitar al mundo político a superar las divisiones – abra la vía a una sociedad más justa, madura y responsable”.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37405 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).