La Oficina Franciscana de Servicio Social

La Oficina Franciscana de Servicio Social activa desde noviembre de 2008, garantiza la ayuda a los cristianos que viven en condiciones desprovistas en la ciudad donde nació Jesús. El director del centro, Vincenzo Bellomo, nos acompaña al descubrimiento de esta actividad sustitutiva de aquel bienestar que las autoridades palestinas no logran garantizar. “La Oficina Franciscana de Servicio Social nació en 2008 y tiene la función de continuar la misión de los franciscanos que sigue desde el principio. Los primeros testimonios de la presencia franciscana en Belén son precisamente de asistencia médica, sanitaria y alimenticia a la comunidad cristiana”.La oficina cuida a muchas familias, – nos explica Suad – algunas se encuentran en graves dificultades.“Este es el centro de los servicios sociales, es el espacio en donde el asistente social Suad recoge a la gente que viene: la oficina está abierta cada día como centro de escucha, para escuchar a la gente, pero también es un lugar en donde el asistente social da asesorías y busca mediar con la burocracia”.Tenemos muchas familias a las que cuidamos – nos explica – que tienen necesidad de asistencia médica y algunas son casos extremos. Existe una – cuenta Suad – donde la mamá vive sola con tres hijos porque el padre es alcohólico, y ellos cuidan a estas personas.Y continúa con éxito la colaboración con la asociación Pro Terra Sancta.“Una de las actividades principales que tenemos ahora es el apoyo a los ancianos, en particular Anna que se ocupa de seguir la sociedad antoniana, que es un centro residencial para ancianos con graves dificultades”.Es una tierra difícil en la que trabaja Vincenzo y su equipo. Una tierra que ha sufrido muchas pruebas, y donde las dificultades y los problemas están al orden del día.“Es un trabajo humano al servicio de una comunidad que no es fácil de seguir. La comunidad de Belén es una comunidad particular, es una comunidad que de alguna manera en el pasado ha sufrido la Intifada, las guerras, ahora sufre el cierre, que para quien habita por aquí es tremendo”.Y sin embargo, la tarea de cada uno ha sido señalada, y el sacerdote Marwan, párroco y director de la oficina, sigue – incansable – las huellas de su fundador.San Francisco nos ha enseñado a ser humildes con todos y a ser los siervos de todos, desde los más pequeños hasta a los más grandes, comenzando precisamente por los más pequeños, es decir, por los más pobres y necesitados. Y aquí en Belén tenemos muchos necesitados, muchos pequeños que verdaderamente son menos afortunados que muchos otros en el mundo, por el simple hecho que no tienen la posibilidad de ir a trabajar, no tienen la posibilidad de atravesar el muro e ir a Jerusalén, no tienen nunca el permiso para hacerlo y se encuentran en dificultad. Por lo tanto, es aquí que debemos intervenir y debemos prestar ayuda, es aquí que debemos trabajar, es aquí que debemos hacer surgir de modo verdaderamente claro y serio nuestra misión, que es nuestra vocación: servir a todos, especialmente a los más pobres”.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37386 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).