"Una Biblia en cada hogar", carta del arzobispo de Tarragona


En 1454 un herrero alemán, Johannes Gutenberg, editó en la imprenta de tipos móviles que acababa de inventar, la Sagrada Biblia. La hizo en dos tomos y la tirada fue de 180 ejemplares. De ellos se conservan unos 40. En 1468 murió, arruinado, aunque acogido por el obispo de Maguncia. Anteriormente la Biblia, como otros libros, era reproducida mediante laboriosas copias manuscritas a cargo de monjes y frailes, que se dedicaban a este trabajo con paciencia infinita. En España, cuarto país del mundo en el que se imprimió la Biblia, la primera edición fue en catalán, editada en Valencia en 1478. Desde entonces el libro sagrado es el best seller indiscutible de toda literatura. Se ha traducido a 2.300 lenguas y dialectos y cada año se imprimen unos 25 millones de ejemplares.
Es lógico que un libro que creemos inspirado por Dios sea de cabecera para quienes nos confesamos cristianos. Tanto el Antiguo Testamento, que recoge la creación del mundo y la historia del pueblo escogido, como el Nuevo, que relata la vida de Cristo y sus enseñanzas, forman parte de la vida espiritual de cada uno de nosotros y de la vida cultural de los países que, como el nuestro, tienen una raíz de civilización judeo-cristiana.
Vayan estas consideraciones para dar cuenta de la última edición de la Biblia presentada en Cataluña. Es una edición popular, muy económica, fruto de la colaboración de seis entidades catalanas especializadas en textos bíblicos. Con un formato moderno y con ilustraciones de Perico Pastor, contiene diez mapas históricos sobre Oriente Próximo, Palestina y la expansión del Cristianismo.
En el acto de presentación, celebrado en Barcelona, intervinieron doce personajes que resaltaron la importancia del conocimiento de la Biblia. desde el punto de vista cultural —para entender el significado de innumerables obras de arte de los principales museos del mundo; por ejemplo—; pero, sobre todo, para la oración y para la vida del cristiano. En ese sentido el Dr. Armand Puig, uno de los promotores, dijo que “la Biblia no es un monólogo, ni por parte de Dios ni del ser humano; sino un diálogo”.
Es un libro que debemos tener en cada hogar en el formato que sea; lo importante es que sea una edición fiable y bien hecha. La presentada recientemente tiene esas garantías. Y lo fundamental es que, aparte de tenerla en casa, la leamos con frecuencia. Os propongo el ejercicio de su lectura diaria, aunque sean cinco minutos, en un espacio de silencio o de lectura compartida. Si nos dejamos inspirar por la palabra divina, nuestras acciones mejorarán para beneficio nuestro y de quienes nos rodean, comenzando por las personas de nuestro entorno.
† Jaume Pujol Balcells
Arzobispo de Tarragona

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37471 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).