Procesión mariana por los caminos de Haifa

Cuando la larga fila de fieles se desliza entre las calles principales de Haifa, para la habitual procesión mariana del tiempo pascual, pocos saben lo que está sucediendo a pocos kilómetros de ahí. El día de la “Nakba”, en donde los palestinos recuerdan el éxodo de cientos de miles de connacionales en coincidencia con la constitución del Estado Israel, han habido muchos incidentes en Jerusalén y en toda la Cisjordania como también en los confines con Líbano y Siria.20 muertos: es el balance de una jornada que tuvo también en Haifa algunas repercusiones. En la procesión que acogió excepcionalmente las reliquias de Santa Teresita de Lisieux, los palestinos no pudieron participar, porque al último momento no se concedieron los permisos para moverse desde los Territorios. Desde la mitad de la tarde toda la ciudad se detuvo durante 3 horas, a ver pasar a los boyscouts que acompañaban la estatua de la Virgen del Carmelo, al ritmo de los tambores.Desde la parroquia latina hasta el convento Stella Maris, el largo cortejo bloqueó completamente el tráfico de la ciudad en este soleado domingo primaveral, aunque se evidencia la fuerte caída de presencias respecto al año pasado: 10.000 contra los 20.000 de 2010. Un número increíble de todos modos y que anima a la comunidad cristiana de Haifa, pequeña minoría dentro de la tercera ciudad de Israel.“Es un evento que sucede cada año, es muy bello que participen todos los cristianos, que crean y oren. Se ve una manifestación de gran fe”.“Basta de quejarse de todo, esta es una bella celebración porque, a pesar de todo, la gente se siente feliz y relajada. Al final encontramos el tiempo de orar, de agradecer al Señor por todo”.Frente a las reliquias se encuentran los pastores de la Iglesia local: acompañados por el nuncio apostólico, monseñor Antonio Franco y muchos sacerdotes, también estaban – entre otros – el Vicario Latino de Jerusalén, monseñor William Shomali y monseñor Giacinto Marcuzzo, Vicario Patriarcal para Israel.Hacia la tarde la Virgen llegó a la Iglesia de Stella Maris, en donde un coro de chicos acogió sobre las notas de algunas melodías marianas las reliquias de la patrona de las misiones. Para concluir el evento estaban las autoridades religiosas, que saludaron desde el palco a todos los participantes en esta profunda y sentida manifestación de fe. Una vez más, tras el fondo de los enfrentamientos en esta tierra que parecen no terminar nunca, es la imagen de la Virgen, fuente de esperanza, quien domina, desde lo alto del Carmelo, esta tierra agotada por el odio.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37427 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).