“Los justos salven nuestras ciudades de la ausencia de Dios”

En su oración a Dios por la salvación de Sodoma, Abraham ofrece su voz y su corazón a la voluntad de Dios, que siempre es la de perdonar, salvar, dar la vida y transformar el mal en bien. Lo explicó Benedicto XVI en la catequesis de la audiencia general de esta mañana, en la Plaza de San Pedro, frente a 40 mil fieles, al continuar el ciclo de encuentros sobre la oración apenas iniciado.Benedicto XVI: “El deseo de Dios es misericordia, amor y voluntad de salvación, y este deseo de Dios encontró en Abraham y en su oración la posibilidad de manifestarse de manera concreta dentro de la historia de los hombres, para estar presente en donde hay necesidad de gracia”.Oremos también nosotros, agregó el Papa, “para que en nuestras ciudades se encuentre ese germen de bien que las puede salvar, hagamos todo para que no sólo hayan 10 justos que hagan sobrevivir nuestras ciudades y nos salven de la amargura de la ausencia de Dios.Dios busca siempre la salvación del hombre pecador, buscando el bien, aunque pequeño, para transformar el mal en bien. Y visto que no hay ni siquiera un hombre justo, el Hijo de Dios se hará hombre, y será el Justo definitivo, “el perfecto inocente”, que llevará la salvación al mundo entero muriendo en la cruz.Al finalizar la audiencia, Benedicto XVI oró por la Iglesia china, pidiendo a Dios que “su deseo de estar en la Iglesia una y universal supere la tentación de un camino independiente de Pedro”.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37369 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).