Inventio Crucis

El lugar en donde la tradición identifica el descubrimiento de la Cruz de Cristo se encuentra en el punto más bajo de una antigua cueva de piedra, donde ahora se eleva la Basílica del Santo Sepulcro. En esta tierra, en donde es tan importante el “aquí” porque cada piedra está revestida de memoria, se vuelve el centro de las solemnidades del Inventio Crucis, el descubrimiento de la Cruz, que se conmemora, en Jerusalén cada 7 de mayo. El sacerdote Custodio de Tierra Santa, Pierbattista Pizzaballa, preside la misa solemne en la cripta. Los hermanos de la Custodia se abren camino en medio a los fieles que llenan los escalones de piedra, los ojos fijos en la reliquia de la Cruz que se había perdido y fue encontrada, aquí, por Santa Elena. Se dice que la madre del emperador Constantino, peregrinó en los Lugares Santos al inicio del siglo IV, no lejos del Calvario encuentra tres cruces y pidió un signo del Señor para reconocer cuál era la que había llevado Cristo. Junto a una de ellas, el milagro de un muerto renacido fue la respuesta que Elena buscaba. “El signo de la Cruz de Cristo es la vida”, el Custodio lo recuerda en la homilía.“Podemos decir que cada evento vinculado a la Salvación – o mejor aún, el modo con el que Dios ama el mundo – tiene algo en común con el corazón de la mujer o más en general, tiene algo en común con el corazón y la puerta para entrar es la de la pasión, del amor, de la audacia de seguir, no la pista de los cálculos, de los razonamientos, sino la de la comprensión y el sentimiento”.La Cruz, agrega Pizzaballa, “abre todo el misterio del hombre, sin dejar nada afuera. La Cruz no puede ser entendida, es algo a lo que uno se encariña, se enamora, se sorprende, se conmueve”. Los pétalos de rosa preparan el camino a la reliquia de madera que llevó el cuerpo del Salvador, desde el lugar del Inventio parte la procesión, que sale de la cripta y luego gira tres veces alrededor del nicho de Anástasis. El Custodio se recoge en oración en la Tumba Vacía, algunos instantes. La Cruz es colocada sobre la piedra del Sepulcro, sobre el lugar de la Resurrección, para luego volver a ser mostrada a los fieles y a bendecirlos. A pocos días de la Semana Santa y de las celebraciones del Domingo de Pascua, la Basílica del Santo Sepulcro no cesa de invitar a reunirse a los fieles y peregrinos que aún, en la fiesta por la Cruz reencontrada, encuentran en este lugar la memoria física de esas piedras en donde todo sucedió.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37471 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).