El Papa pide la pronta pacificación de Siria y Libia


El Papa Benedicto XVI ha hecho este domingo un llamamiento para la pacificación de Libia y Siria ante miles de fieles y peregrinos reunidos en la plaza de san Pedro para el rezo mariano de Regina Coeli.
“Continúo siguiendo con gran aprensión el dramático conflicto, en Libia, que ha causado un elevado número de víctimas y de sufrimientos, especialmente entre la población civil. Renuevo un urgente llamamiento para que las vías de la negociación y del diálogo prevalezcan sobre la de la violencia, con la ayuda de las organizaciones internacionales que están trabajando para encontrar una solución a la crisis. Aseguro, además, mi más orante y conmovida participación al compromiso con el que la Iglesia local asiste a la población, en particular a través de las personas consagradas en los hospitales.

Mi pensamiento se dirige también a Siria, donde es urgente restaurar una convivencia orientada a la concordia y a la unidad. Pido a Dios para que no haya más derramamientos de sangre en aquella patria de grandes religiones y civilizaciones, e insto a las autoridades y a todos los ciudadanos a que no escatimen ningún esfuerzo en la búsqueda del bien común y en la acogida de las legítimas aspiraciones para un futuro de paz y de estabilidad”.

En su alocución, antes de la plegaria del Regina Coeli, Benedicto XVI ha hablado de la liturgia de este IV Domingo de Pascua que nos presenta una de las imágenes más bellas, que desde los primeros siglos de la Iglesia han representado al Señor Jesús: la del Buen Pastor. “La relación entre Cristo Pastor y su rebaño, es una relación tan estrecha que nadie va a poder robar las ovejas de su mano”, ha dicho el Papa. De hecho, ellas están unidas a Él por un vínculo de amor y de recíproco conocimiento, que les garantiza el don inconmensurable de la vida eterna.

Al mismo tiempo, la actitud de las ovejas hacia el Buen Pastor, viene presentada por el evangelista con dos verbos específicos: escuchar y seguir. Términos que designan las características fundamentales de las personas que viven siguiendo al Señor. En primer lugar, la escucha de su Palabra, de la que la fe nace y se nutre.

“¡Sólo quien está atento a la voz del Señor es capaz de evaluar, en su propia conciencia, las correctas decisiones para actuar de acuerdo a Dios!. Y por consiguiente de esta escucha deriva, el seguir a Jesús: se actúa como discípulo, después de haber oído y recibido interiormente las enseñanzas del Maestro, para vivirlas todos los días”.

El Santo Padre ha invitado por tanto, en este domingo, a recordar a los pastores de la Iglesia de Dios, y a los que se están preparando para convertirse también en pastores.

“Os invito por tanto a que recéis especialmente por los obispos -entre ellos el obispo de Roma – por los pastores, por todos los que tienen responsabilidad en la guía del rebaño de Cristo, para que sean fieles y prudentes en el ejercicio de su ministerio. Y en particular, oramos por las vocaciones al sacerdocio en esta Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, para que nunca falten buenos trabajadores en la mies del Señor”.

El Pontífice ha recordado que hace setenta años, el venerable Pío XII instituyó la Obra Pontificia para las vocaciones sacerdotales. “Una feliz intuición de mi predecesor -ha dicho- fundada en la convicción de que las vocaciones crecen y maduran en las Iglesias particulares, con la ayuda de un ambiente familiar sano y fortalecido por el espíritu de la fe, la caridad y la piedad”.

Recordando su mensaje para esta Jornada Mundial, el Papa ha subrayado que “una vocación se cumple cuando se sale de la propia voluntad cerrada y de la propia idea de auto-realización, para sumergirse en otra voluntad, la voluntad de Dios, dejándose guiar por ella.”

“Incluso en este momento, en que la voz del Señor corre el riesgo de ser sumergida en medio de otras muchas voces, -ha dicho Benedicto XVI- cada comunidad eclesial está llamada a promover y cuidar las vocaciones al sacerdocio y a la vida consagrada. Porque los hombres tienen siempre necesidad de Dios, incluso en nuestro mundo tecnológico, y habrá siempre necesidad de pastores que anuncien su Palabra”.

Finalizado el Regina Coeli, Benedicto XVI ha saludado en distintos idiomas a los fieles reunidos para el rezo mariano y, en italiano ha recordado la resonancia mundial que tuvo la beatificación de Juan Pablo II el pasado 1 de mayo. En este contexto el Papa ha recordado la existencia de otros testimonios ejemplares de Cristo, mucho menos conocidos, que la Iglesia añade con alegría a la veneración de los fieles.

El Santo Padre se refería con estas palabras a la beatificación, hoy en la localidad alemana de Wurzbürg de Georg Häfner, sacerdote diocesano, fallecido mártir en el campo de concentración de Dachau. Hablando en alemán el Pontífice se ha mostrado particularmente unido a los numerosos fieles que han participado en la beatificación de éste sacerdote mártir.

“En la tempestad del nacionalsocialismo Georg Häfner estuvo preparado, como fiel pastor, a defender su rebaño y a conducir a muchas personas a las aguas de la vida con el anuncio de la verdad y con la administración de los sacramentos, hasta la donación de su propia vida. Él perdonó sinceramente a sus torturadores y desde la cárcel escribió a sus padres: ‘nosotros queremos ser buenos con todos”.

En este Domingo del Buen Pastor, Benedicto XVI se ha dirigido también en español a los fieles presentes en la Plaza de San Pedro para el rezo del Regina Coeli.

Saludo con afecto a los fieles de lengua española. En este cuarto domingo de Pascua, llamado «del Buen Pastor», celebramos la Jornada mundial de oración por las vocaciones. Invito a todos asumir el compromiso en la promoción y cuidado de las vocaciones, a alentar y sostener a los que muestran indicios de una llamada a la vida sacerdotal o a la vida consagrada. Roguemos al «Señor de la mies», que conceda a su Iglesia numerosas y santas vocaciones. Confiemos igualmente a la maternal protección de María, la Virgen, a todos aquellos que han respondido a la llamada de Dios en sus vidas. Muchas gracias y Feliz Domingo

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37405 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).