Papa: “El Evangelio transforma el mundo”

Benedicto XVI alcanzó la última etapa de su visita pastoral en el noroeste de Italia, la Basílica veneciana de la Virgen de la Salud, a bordo de la góndola que antes transportaba al duque de Venecia y sobre la cual subió también el Beato Juan Pablo II en 1985. En la Basílica barroca de Longhena, frente a los representantes del mundo de la cultura, del arte y de la economía del Trivéneto, el Papa reflexionó sobre tres palabras vinculadas a Venecia: agua, salud, serenísima. Venecia, ciudad de agua, explicó, no debe volverse una ciudad “líquida”, es decir, poco estable o cambiable, como un sociólogo que definió nuestra sociedad.Benedicto XVI: “Se trata de escoger entre una ciudad “líquida”, patria de una cultura que se parece más a la de lo relativo y efímero, y una ciudad que renueva constantemente su belleza mediante las fuentes benéficas del arte, del saber, de las relaciones entre los hombres y los pueblos”.La Salud es el nombre de la Iglesia edificada como voto a la Virgen por la liberación de la peste, continuó el Papa, pero Jesús mismo es “Salud” del hombre, porque “lo sumerge en esta corriente pura que desata al hombre de sus parálisis físicas, psíquicas y espirituales; lo cura de la dureza de corazón, de la cerrazón egocéntrica y lo hace disfrutar de la posibilidad de encontrarse perdiéndose por amor a Dios y al prójimo”. “Serenísima”, finalmente, es el nombre de la República Veneta, pero en sentido pleno, según Benedicto XVI, sólo la ciudad celestial. Pero esta meta para el cristiano anima también el compromiso fatigoso por mejorar la ciudad terrena. El Evangelio, de hecho, concluyó el Papa, “es la más grande fuerza de transformación del mundo, pero no es una utopía, ni una ideología”. Es la vía de la caridad en la verdad, para recorrer “sobre todo en las circunstancias cotidianas de la vida”.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37427 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).