Una buena Pascua “ecuménica”

Un encuentro tradicional que se lleva a cabo pocos días después de la Pascua. Los representantes de las Iglesias de Tierra Santa han tenido ocasión de un intercambio fraterno, que fue también un momento simpático de compartir y de encuentro, después de la Pascua celebrada – este año conjuntamente – en el Santo Sepulcro. La comunidad latina, los franciscanos, los griegos ortodoxos, los armenios, los coptos, los sirios, los etíopes, son las comunidades religiosas cristianas de los tres ritos diversos, y también, en particular, las que colaboran según el vínculo del Status Quo. En su saludo, mons. Fouad Twal, Patriarca Latino de Jerusalén, subrayó la “feliz coincidencia astronómica” que permitió a los cristianos celebrar la Pascua conjuntamente por segundo año consecutivo y dijo de soñar la unidad y trabajar por la misma. Mons. Twal después encontró también a los franciscanos de la enfermería. Los frailes, finalmente, recibieron al Delegado apostólico, mons. Antonio Franco, que se dirigió a ellos así: “Deseo que la Custodia pueda crecer cada vez más en calidad y cantidad, en defensa de los Lugares Santos”. En cuarenta y ocho horas tuvieron lugar visitas, discursos, augurios, agradecimientos y deseos en un clima de sincero y “concreto” ecumenismo. “Es bello tener la posibilidad de este intercambio – dijo el Padre Custodio, Pierbattista Pizzaballa, en uno de los muchos encuentros. Seguimos un protocolo, pero nos encontramos también porque lo queremos. Es una oportunidad no sólo para vernos, sino para visitarnos en las respectivas ‘casas’. Cuando ves la casa de un amigo, lo conoces mejor”. Y así, junto a la “Buena Pascua” pronunciada en muchas lenguas, se afirma la misión común de los testigos de la misma fe, el compartir el gozo por la Resurrección – ¡Aleluya! Cristo ha resucitado. Verdaderamente ha resucitado. ¡Aleluya!

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37471 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).