El Papa recibe a la nueva Embajadora de España cerca de la Santa Sede y le recuerda las raíces realidades cristianas de nuestro pueblo

Las actividades públicas de Su Santidad Benedicto XVI se iniciaron esta sábado a las 11 con la Presentación de las Cartas Credenciales de la nueva Embajadora de España ante la Santa Sede, la Señora María Jesús Figa López-Palop.

En su mensaje a la embajadora de España ante la Santa Sede, el Santo Padre aludió a su reciente visita a Santiago de Compostela y Barcelona, dos lugares emblemáticos en los que se pone de relieve la presencia de signos admirables que invitan a mirar hacia lo alto aún e medio de un ambiente plural y complejo.

Al exaltar las muestras de vivacidad de la fe católica española, la fecunda raigambre y fidelidad de sus habitantes a sus creencias religiosas recordó la necesidad de mantener relaciones diplomáticas que procuren fomentar, todo aquello que suscite el bien de las personas y el desarrollo auténtico de sus derechos y libertades, que incluyen la expresión de su fe y de su conciencia, tanto en la esfera pública como en la privada añadiendo que la Iglesia busca el bien integral de cada pueblo y sus ciudadanos, respetando plenamente la autonomía de las autoridades civiles.

Ante el embate de la crisis económica mundial que atenaza también a España citó el importante papel que en estas circunstancias realizan las instituciones católicas para acudir con presteza en ayuda de los más necesitados y se refirió a estos gestos como característica esencial de la Iglesia, sin embargo –aclaró-, Ella quiere ir más allá de la mera ayuda externa y material, y apuntar al corazón de la caridad cristiana, para la cual el prójimo es ante todo una persona, un hijo de Dios, siempre necesitado de fraternidad, respeto y acogida en cualquier situación en que se encuentre.

El Santo Padre aludió por otra parte a que no faltan formas, a menudo sofisticadas, de hostilidad contra la fe, que «se expresan a veces renegando de la historia y de los símbolos religiosos, en los que se reflejan la identidad y la cultura de la mayoría de los ciudadanos». El que en ciertos ambientes se tienda a considerar la religión como un factor socialmente insignificante, e incluso molesto, puntualizó, no justifica el tratar de marginarla, a veces mediante la denigración, la burla, la discriminación e incluso la indiferencia ante episodios de clara profanación, pues así se viola el derecho fundamental a la libertad religiosa inherente a la dignidad de la persona humana.

En su preocupación por cada ser humano de manera concreta y en todas sus dimensiones, la Iglesia vela por sus derechos fundamentales, por la protección y ayuda a la familia, y aboga por medidas económicas, sociales y jurídicas para que el hombre y la mujer que contraen matrimonio y forman una familia tengan el apoyo necesario para cumplir su vocación de ser santuario del amor y de la vida. Aboga también por una educación que integre los valores morales y religiosos según las convicciones de los padres, como es su derecho, y como conviene al desarrollo integral de los jóvenes. Y, por el mismo motivo, que incluya también la enseñanza de la religión católica en todos los centros para quienes la elijan, como está preceptuado en el propio ordenamiento jurídico.
Hacia el final de su discurso Benedicto XVI quiso hacer referencia a su próxima visita a España para participar en Madrid, el próximo mes de agosto, en la celebración de la Vigésimo Sexta (XXVI) Jornada Mundial de la Juventud, expresando que se une con gozo a los esfuerzos y oraciones de sus organizadores, que están preparando esmeradamente tan importante acontecimiento, con el anhelo de que dé abundantes frutos espirituales para la juventud y para España. Me consta –declaró el Papa a la nueva embajadora de España- la disponibilidad, cooperación y ayuda generosa que tanto el Gobierno de la Nación como las autoridades autonómicas y locales están dispensando para el mejor éxito de una iniciativa que atraerá la atención de todo el mundo y mostrará una vez más la grandeza de corazón y de espíritu de los españoles.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37427 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).