Papa: La vida cristiana consiste en vivir el Bautismo

“Confianza y amor son el punto final de la historia de su vida, dos palabras que como faros iluminan todo su camino de santidad”. Con estas palabras Benedicto XVI sintetizó la figura de Teresa del Niño Jesús y del rostro santo, fallecida a los 24 años, al final del siglo XIX. Carmelita, “experta en la scientia amoris”, Teresa de Lisieux se volvió la “esposa de Jesús” “para salvar las almas y rezar por los sacerdotes”. Autora del volumen “Historia de una alma”, la joven vive los últimos años de su existencia en la enfermedad, una prueba que transcurre “en unión profunda a la Pasión de Jesús”. “Se trata de la pasión del cuerpo – explicó el Papa, durante la catequesis de la audiencia general – pero sobre todo se trata de la pasión del alma, una dolorosa prueba de fe, que la carmelita vive heroicamente por la salvación de todos los ateos del mundo moderno”. “En la comunión con los misterios centrales de la Encarnación y la Redención – concluyó el pontífice – Santa Teresa es una de las “pequeñas” del Evangelio que se dejan conducir por Dios en la profundidad de su misterio. Una guía para todos, sobre todo para aquellos que, en el pueblo de Dios, llevan a cabo el ministerio de teólogos”.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37422 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).