Cuando la Iglesia encuentra la publicidad

Youtube, Facebook, Twitter y más generalmente el mundo de la
web son los canales de comunicación que la Iglesia católica mira más atentamente para hacer llegar su mensaje evangélico. Es una necesidad estar al paso con los tiempos para conquistar y sensibilizar también al público joven.

Un libro titulado “Iglesia y publicidad. Historia y análisis de los spots 8×1000” presentado el 16 de marzo en la Pontificia Universidad Lateranense de Roma y escrito por mons. Dario Viganò, presidente del Instituto Pastoral Redemptoris Hominis de la Lateranense, que analiza este “nuevo banco de prueba de las capacidades de la Iglesia católica en relación al diálogo y la confrontación”.

Al centro del volumen existen estrategias de comunicación de la publicidad para recoger el 8×1000 (ocho por mil), es decir, la cuota de impuestos que un ciudadano puede destinar para dar apoyo económico al clero, desde que en 1990 cesaron para siempre los financiamientos directos por parte del Estado italiano a la Iglesia católica.

20 años en los cuales la Iglesia, al inicio a veces de modo incierto, tímido, se ha medido con la forma de la comunicación publicitaria.

“El libro abre al futuro y a la posibilidad de repensar la estrategia comunicativa de la Iglesia según la perspectiva que yo llamo estrategias no convencionales, es decir, estrategias que hacen referencia y apuntan sobre todo a dos aspectos importantes: por una parte al ambiente, es decir, a la capacidad de darle nuevamente significado a algunos espacios pequeños o grandes, es decir, no pensar en el espacio simplemente como a un lugar que cubrir con contenidos o marcas; y por otro lado el marketing viral, es decir, apuntar a las constitución de los grupos juveniles, capaces, apasionados y creativos, que sepan hacer cortos o pequeñas historias, quizá, con smartphones como son los spots filmados de modo importante para la televisión y crear alrededor de estos cortometrajes, verdaderos y propios grupos de discusión, grupos de agregación”.

La nueva campaña del 8×1000, que partirá el 17 de abril próximo, fue encomendada al director Stefano Palombi:

“Por una parte sigue los ritmos productivos similares a los de un spot tradicional, pero luego te encuentras con tener que filmar en realidades muy difíciles, muy duras. En centros en donde viven enfermos de SIDA, ex alcohólicos o entre pobres de la calle. Además de muchas historias que hemos filmado también en el Tercer Mundo. Por lo tanto, es necesario encontrar un tono justo de voz, un modo justo de interpretar el trabajo que sea un poco a caballo entre el reportaje pero sin olvidar que el spot irá en onda dentro de los clásicos cortes publicitarios y que, por lo tanto, en 30 segundos debes ser capaz de contar toda la historia”.

En la Universidad Lateranense se llevó a cabo la proyección de los cinco cortometrajes, realizados con un iPhone, vencedores de la primera edición del concurso i-father – Short Film Award, organizado por la Fundación Ente del Espectáculo sobre el tema La misión del sacerdote, atrapa el instante.

Entre los premiados se encontraba una colaboradora de H2onews, Ludovica Borghesi con su corto Hoy tú, mañana él:

“Fue particularmente interesante poder narrar esta historia con un medio como el smartphone que tiene sus límites pero que tiene puntos de más, en relación con una cámara tradicional, una videocámara, una cámara de cine”.

“Creo que el desafío hoy para los jóvenes es hablar a sus coetáneos llevando su entusiasmo, su impulso, la fuerza del Evangelio. Respecta a la Iglesia conceder a los jóvenes estas posibilidades y me parece muy bello que una campaña como la del 8×1000 esté buscando encontrar a los jóvenes, encontrarlos en su terreno proponiendo nuevas formas de comunicación en el área de la web buscando dar valor a sus capacidades, sus potencialidades. La Iglesia no tiene miedo de los jóvenes, está de su parte”.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37386 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).