El descubrimiento arqueológico de la casa en la época de Cristo

Los trabajadores de la Asociación María de Nazaret encontraron murallas antiguas en el Centro Internacional de Nazaret mientras excavaban, en diciembre de 2009. Ante el hallazgo, se suspendieron los trabajos e intervinieron arqueólogos israelíes.

“(…) Es la primera vez que encontramos en Nazaret una casa que fue construida en la época de Jesús, perteneciente a una familia judía de aquel tiempo, y que se puede datar con absoluta certeza”.

“(…) Se han podido datar los restos, a través de la alfarería y la cerámica, que datan antes de Cristo, es decir, antes de la época helenística, antes del año 67 a.C., año de la conquista de Pompeyo, que incorporó Palestina a Roma”.

El descubrimiento es significativo, ya que hasta entonces no habían pruebas científicas que afirmaban la existencia de una aldea en Nazaret, en la época de Cristo.

“No habían elementos cerámicos que permitiesen conocer fácilmente la fecha. Habían cuevas muy antiguas, pero no se podían datar con precisión, a tal punto que algunos críticos extremistas decían, cada cierto tiempo, que Nazaret nunca había existido en la época de Cristo y, que era una invención de los cristianos”.

“Han habido en el pasado muchas controversias en Nazaret. Debido a que en las excavaciones anteriores no se encontraban cerámicas suficientes como para precisar la pertenencia a la época de Cristo. Por ello, algunos eran muy escépticos y dudaban de que Nazaret hubiera sido el lugar en donde vivió Jesús.

“Durante las excavaciones en el Centro Internacional María de Nazaret se encontraron objetos que datan de la época de Jesús. Por lo tanto, son pruebas consecuentes de que el pueblo de Nazaret existió en la época de Jesús”.

“Entonces Nazaret no es una un invención de los cristianos, es algo cierto. Tenemos los restos de la época de Cristo. Lo que significa que Nazaret era un sitio poblado, que sí existía. Este descubrimiento confirma la presencia de los lugares santos en Nazaret.

Los 7 lugares de Nazaret

“Los lugares santos en general son muy importantes, ¿por qué? Porque, como ya se sabe, no somos parte de una ciencia religiosa, o una doctrina escrita, tampoco somos una teología transmitida por un gran erudito, sino que hemos nacido de una vida, de un encuentro, de una alianza, y sobre todo de una encarnación, de la cual tenemos rasgos personales, geográficos e históricos. Por ello, a nosotros los lugares santos nos permiten encontrar los orígenes de nuestra fe”.

“(…) Pero nosotros, los cristianos, no debemos ser esclavos de los lugares santos, porque el Señor nos ha dicho que lo adoremos en espíritu y en verdad. Así que, debido a nuestra fe encarnada, valoramos los lugares santos, ¡y mucho!, pero absolutamente no podemos ser esclavos”.

“La fe cristiana nos dice que Jesús vivió como hombre en el pueblo de Nazaret, aun siendo el Hijo de Dios. Y esta fe en el Hijo de Dios no se puede comprobar a través de ningún descubrimiento arqueológico. Creemos que Jesús es el Hijo de Dios sólo mediante la experiencia de fe. Sin embargo, la experiencia de la fe no puede separarse completamente de la experiencia humana. Del mismo modo, que en Jesús la divinidad y la humanidad están unidas, nosotros también debemos unir la ciencia humana y la ciencia divina para redescubrir al Dios auténtico, que es el fundamento de nuestra existencia”.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37427 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).