El Papa una mayor sobriedad de vida en la Cuaresma


Audiencia general: Al inicio de Cuaresma el Papa ha subrayado en la audiencia general de este miércoles que este tiempo de conversión, caracterizado por la limosna, la oración y el ayuno que, comprende otras formas de privación para vivir de forma más sobria, según ha difundido Radio Vaticano.

«Las privaciones y la sobriedad son el signo exterior de nuestra renuncia al mal y de nuestra hambre de la Palabra de Dios. Y la caridad santifica el ayuno». En este día en que la Iglesia celebra el Miércoles de Ceniza – dando comienzo al camino cuaresmal que culmina en la Resurrección de Cristo – Benedicto XVI ha celebrado esta mañana su audiencia general, reiterando su Mensaje para la Cuaresma de este año y haciendo hincapié en su catequesis en que «la limosna y el ayuno son como las dos alas de la oración». Evocando a san Agustín y a los padres de la Iglesia, el Papa ha destacado que estas tres prácticas piadosas están estrechamente entrelazadas entre sí y ayudan a nuestro corazón «a volar y a buscar las cosas del Cielo, donde Cristo ha preparado un lugar para nosotros».

Tras recordar que la vida del cristiano es un constante camino de conversión y de renovación en compañía de nuestro Señor, el Papa ha evocado la tradición de la Iglesia, que sabiendo que a nuestra fragilidad humana le cuesta favorecer el silencio, para poder permanecer ante Dios, nos invita a meditar – en particular este año, en las lecturas dominicales – sobre la gracia del Bautismo. Son una espléndida catequesis, que nos exhorta a renovar nuestra fidelidad a Dios – conscientes de nuestra condición de criaturas y de pecadores necesitados de su amor – y a abandonar nuestras seguridades humanas para confiar totalmente en Él. Una vez más, Benedicto XVI ha reiterado que por medio del Bautismo, pasamos de las tinieblas del mal a la luz de Cristo, volviéndonos hijos de Dios, llamados a vivir del Espíritu del Resucitado.

Éstas han sido las palabras que Benedicto XVI ha dirigido a los peregrinos de lengua española, saludando y resumiendo su catequesis:

Queridos hermanos y hermanas:
Con la imposición de la ceniza, damos inicio al tiempo de Cuaresma, un autentico itinerario espiritual que nos prepara para celebrar el misterio pascual de Cristo. La ceniza nos recuerda nuestra condición de criaturas, al mismo tiempo que se nos invita a la penitencia y la conversión, para que, tomando la cruz de cada día, sigamos al Señor, y lleguemos así con Él a la victoria de la vida y del amor. En la acción litúrgica, Cristo se hace presente por medio del Espíritu Santo, nos introduce en su escuela, nos permite recorrer los eventos que han traído la salvación y nos hace participar en su muerte y resurrección. Los domingos de Cuaresma guían al creyente a reavivar el don del Bautismo con unas catequesis particularmente sugestivas, en las que se anuncian las exigencias y los esfuerzos que están en la base de la vida cristiana, para renovar la opción definitiva por Dios. Este itinerario cuaresmal está también caracterizado en la tradición de la Iglesia por el ayuno, la limosna y la oración, como prácticas externas que, con la ayuda de Dios, deben dar vida a una realidad interior: nuestro compromiso sincero por vivir el Evangelio.

Saludo cordialmente a los peregrinos de lengua española, en particular a los grupos provenientes de España, México, Chile y otros países latinoamericanos. Queridos amigos, en este camino cuaresmal, os invito a acoger la invitación de Cristo a seguirlo de un modo más decidido y coherente, renovando la gracia y los compromisos bautismales, para que revistiéndoos de Cristo, podáis llegar renovados a la Pascua y decir con san Pablo “vivo yo, pero no soy yo, es Cristo quien vive en mí” (Gal 2, 20). Deseo a todos un santa Cuaresma.

También en sus acostumbrados saludos a los jóvenes, a los enfermos y a los recién casados, el Santo Padre ha deseado que «el tiempo cuaresmal que empezamos hoy conduzca a cada uno a un conocimiento cada vez más íntimo de Cristo», para poder percibir sus mismos sentimientos y vivir cada momento en comunión con Él.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37428 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).