El Papa subraya la urgencia de reflexionar sobre los lenguajes de las nuevas tecnologías que pueden hacer prevalecer «la opinión más convincente por encima de la verdad»

Al recibir, este medio día, a los participantes en la Plenaria del Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales, Benedicto XVI los ha alentado, según ha informado Radio Vaticano, a profundizar en la ‘cultura digital’, estimulando y sosteniendo la reflexión para una mayor concientización en lo que respecta a los desafíos que se presentan para la comunidad eclesial y civil, con una exhortación a impulsar los valores espirituales para promover una comunicación verdaderamente humana, el diálogo y a la responsabilidad y nunca el engaño y la seducción lingüística, la incomunicabilidad y la violencia.

El Papa ha recordando su Mensaje para la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales de este año, cuyo lema es «Verdad, anuncio y autenticidad de vida en la era digital» y que se celebrará el, 5 de junio 2011, siendo el domingo anterior a Pentecostés.

Haciendo hincapié en «la amplia transformación en el campo de los medios de comunicación, que dirige las grandes mutaciones culturales y sociales de hoy», y señalando que se está desarrollando un nuevo modo de ‘aprender’ y de ‘pensar’, así como nuevas oportunidades para establecer relaciones y construir lazos de comunión, Benedicto XVI ha reflexionado hoy sobre los nuevos lenguajes que se están desarrollando en la comunicación digital, que determinan «una capacidad más intuitiva y emotiva que analítica y una distinta organización lógica del pensamiento y de la relación la realidad, privilegiando a menudo la imagen y los enlaces hipertextuales».

Ante los riesgos «de pérdida de interioridad, de superficialidad en vivir las relaciones humanas, de la fuga en la emotividad, del que prevalezca la opinión más convincente por encima de la verdad», que son «consecuencia de una incapacidad de vivir con plenitud y de manera auténtica el sentido de las innovaciones», el Papa ha hecho hincapié en la urgencia de reflexionar sobre los lenguajes de las nuevas tecnologías:

«El punto de partida es la Revelación misma, que nos testimonia cómo Dios haya comunicado sus maravillas precisamente en el lenguaje y en la experiencia real de los hombres, ‘según la cultura propia de cada época’ – dice la Gaudium et spes- , hasta la plena manifestación de sí mismo en el Hijo Encarnado. La fe siempre penetra, enriquece, exalta y vivifica la cultura. Y ésta a su vez, se hace vehículo de la fe, a la cual ofrece el lenguaje para pensar y expresarse. Es necesario pues volverse atentos escuchadores de los lenguajes de los hombres de nuestro tiempo, para estar atentos a la obra de Dios en el mundo».

Tras subrayar que «no se trata sólo de expresar el mensaje evangélico en el lenguaje de hoy, sino que hay que tener la valentía de pensar de forma más profunda –como fue en otras épocas – la relación entre la fe, la vida de la Iglesia y los cambios que el hombre está viviendo», Benedicto XVI ha reiterado la responsabilidad de impulsar la pastoral en el sector de los medios de comunicación, entendiendo, conociendo e interpretando ‘el nuevo lenguaje’.

En el diálogo con el mundo contemporáneo hay que conocer los desafíos que el denominado ‘pensamiento digital’ plantea a la fe y a la teología, qué pregunta y qué pide. Pues el mundo de la comunicación abarca todo el universo cultural, social y espiritual de la persona humana:

«La cultura digital plantea nuevos desafíos a nuestra capacidad de hablar y de escuchar un lenguaje simbólico, que hable de la trascendencia. El mismo Jesús anunciando el Reino supo utilizar elementos de la cultura y del ambiente de su tiempo, como la grey, los campos, el banquete y las semillas, entre otros. Hoy estamos llamados a descubrir – también en la cultura digital – símbolos y metáforas significativas, que puedan ser una ayuda para hablar del Reino de Dios al hombre contemporáneo».

Una vez más, el Santo Padre ha destacado la importancia de la tecnología al servicio de los valores espirituales:

«Precisamente el llamado a los valores espirituales permitirá promover una comunicación verdaderamente humana. Más allá de cualquier entusiasmo o escepticismo fácil, sabemos que es una respuesta a la llamada impresa en nuestra naturaleza, habiendo sido creados a imagen y semejanza del Dios de la comunión. Por ello la comunicación bíblica según la voluntad de Dios está ligada siempre al diálogo y a la responsabilidad – como testimonian, por ejemplo, las figuras de Abraham, Moisés, Job y los Profetas – y nunca a la seducción lingüística, como en el caso de la serpiente, o de la incomunicabilidad y la violencia, como en el caso de Caín. Por lo que, la contribución de los creyentes podrá ayudar también en el mundo de los medios, abriendo horizontes de sentido y de valor, que por sí sola la cultura digital no es capaz de percibir y representar».

Al concluir sus palabras, Benedicto XVI ha recordado, en particular, al «padre Matteo Ricci, protagonista del anuncio del Evangelio en China en la era moderna» y el IV centenario de su fallecimiento. «Su obra de difusión del mensaje de Cristo ha considerado siempre a la persona, su contexto cultural y filosófico, sus valores y su lenguaje, percibiendo todo lo positivo de su tradición, animándola y elevándola con la sabiduría y la verdad de Cristo».

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 37386 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).