Papa: purifiquen su vida para encontrar a Cristo

Benedicto XVI: “El largo y cansado proceso de purificación exige el esfuerzo personal, pero el verdadero protagonista es Dios: todo lo que el hombre puede hacer es ‘disponerse’, estar abierto a la acción divina y no ponerle obstáculos”.

Con esta reflexión, hoy durante la audiencia general, Benedicto XVI presentó la figura de San Juan de la Cruz, doctor de la Iglesia, místico español del siglo XVI. Nacido en una familia pobre, Juan escogió el camino del Carmelo y en 1567 fue ordenado sacerdote. En aquellos años conoció a Teresa de Jesús, con la cual participó activamente en la reforma de la Orden. Murió en 1591 de la enfermedad que soportó con “ejemplar serenidad”. Juan, recordó el Papa, es considerado uno de los más importantes poetas líricos de la literatura española. Autor de volúmenes como “Subida al Monte Carmelo”, “La Noche Oscura”, “Cántico espiritual” y “Llama de amor viva”, San Juan de la Cruz se propone “describir un camino seguro para llegar a la santidad, el estado de perfección al que Dios llama a todos nosotros”. Para llegar al amor perfecto de Dios, todo amor debe, por lo tanto, ajustarse en Cristo al amor divino. De aquí deriva la insistencia del así llamado “doctor místico”, “sobre la necesidad de la purificación y de vaciarse interiormente para transformarse en Dios”, “meta única de la perfección”.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39344 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).