«Su mañana es hoy. Su futuro está en nuestras manos», carta de Mons. Sánchez Monge

CON MOTIVO DE LA CAMPAÑA DE MANOS UNIDAS CONTRA EL HAMBRE EN EL MUNDO

Más de 50 años trabajando por erradicar las tres hambres del mundo: “hambre de pan, hambre de cultura y hambre de Dios”. Este es uno de los avales del trabajo de Manos Unidas como Asociación de la Iglesia en España a favor del Tercer Mundo.
La Campaña de este año tiene como objetivo reducir la mortalidad infantil. O lo que es lo mismo evitar que los niños menores de 5 años enfermen y mueran. Se estima que, cada minuto, nueve niños mueren por razones estrechamente relacionadas con la desnutrición, el hambre y la pobreza. Es verdad que se han incrementado las tasas de vacunación contra enfermedades como el sarampión y se van adoptando medidas preventivas y terapéuticas contra el sida, etc… Pero este etcétera es breve comparado con lo que queda por hacer. Mueren más de 1.000 niños menores de 5 años cada hora y la mayoría de esas muertes ocurren en el primer mes de vida. Hemos de trabajar por garantizar un entorno familiar que asegure la subsistencia de los niños. Cada año, 1.000.000 de niños quedan huérfanos y un niño huérfano tiene 10 veces más probabilidades de morir en los siguientes dos años de vida.
¿Cómo podemos trabajar para remediar esta situación? ¿Qué proyectos tiene Manos Unidas? Pongamos unos botones de muestra. Es de todos conocido que la alfabetización de la mujer constituye un factor determinante para disminuir las tasas de mortalidad infantil y para mejorar las condiciones de higiene y salud en el hogar. Pues bien, algunos proyectos van en esta dirección. En Malawi, Africa subsahariana, uno de los diez países más pobres del planeta, se encuentra la segunda región del mundo con el índice más elevado de mortalidad infantil. En Kapiri concretamente, una zona rural en la frontera con Zambia, la mortalidad es de 200 por 1000. La iniciativa en marcha consiste en construir un Centro donde prevenir, diagnosticar y tratar el Sida. El actual es muy pequeño y está desbordado por la afluencia de pacientes. Los beneficiarios directos serán unas 16.000 personas y los indirectos 70.000.
Su mañana es hoy. De nosotros depende hoy que los niños puedan superar la muerte en el mañana. La mayoría de las muertes se pueden evitar adoptando medidas sencillas, eficaces y económicas como vacunas, antibióticos, suplementos nutricionales, mosquiteras tratadas con insecticida, lactancia materna y atención familiar. Estamos envueltos en una dura crisis económica. Pero llama poderosamente la atención las cantidades de dinero que nuestros gobiernos invierten en los denominados rescates financieros comparadas con lo poco que se invierte en erradicar el hambre y la pobreza.
Manos Unidas ha declarado la guerra al hambre y a la pobreza, como raíces de las muchas causas por las que mueren los niños. Pero necesita que más y más manos se unan para llevar adelante sus proyectos integrales de desarrollo. Potenciando como un preciado tesoro su identidad cristiana y misionera, superando toda tentación secularista y el reduccionismo que comporta, Manos Unidas no puede descuidar su acción misionera: ha de evangelizar promocionando y promocionar evangelizando, buscando el desarrollo integral del hombre y no sólo satisfacer sus necesidades materiales. Ha de tener siempre presente que Jesucristo dijo : “Dadles vosotros de comer” y también: “No sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios” (Mt 4,4).

+Manuel Sánchez Monge,
Obispo de Mondoñedo-Ferrol

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 39344 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).