La presidenta de Manos Unidas destaca que la campaña contra el hambre de este año “aborda un asunto extremadamente doloroso: la muerte de niños pequeños”


Con el lema “Su mañana es hoy”, Manos Unidas presentó ayer su campaña número LII, orientada a exigir el cumplimiento del Objetivo 4 de Desarrollo del Milenio: “Reducir la mortalidad infantil”. “Esta campaña va a hacer de la defensa de la vida de los más pequeños, de los menores de cinco años, su objetivo, dijo en rueda de prensa su presidenta, Myriam García de Abrisqueta

En su intervención destacó que esta campaña “aborda un asunto extremadamente doloroso: la muerte de niños pequeños, de aquellos que, por su vulnerabilidad, tendrían que ser protegidos y cuidados, muy especialmente, por las leyes nacionales e internacionales y que, sin embargo, sufren con mayor virulencia las consecuencias de las políticas injustas y de un indigno reparto de las riquezas del mundo”.

Cada minuto mueren 20 niños en el mundo por enfermedades derivadas de la desnutrición. “Queremos denunciar en esta campaña –ha manifestado- la falta de voluntad apara acabar con un problema lacerante”. A su juicio, “es indignante que, en un mundo en el que los avances tecnológicos casi nos abruman, todavía haya, por ejemplo, un altísimo porcentaje de la población sin acceso al agua limpia”.

Myriam García de Abrisqueta se refirió, además, a Haití, tras el terremoto sufrido el pasado año, donde se han invertido 3.618.000 euros, repartidos en 42 proyectos. Sin embargo, advirtió que los pasos para la total reconstrucción son lentos, “a veces casi imperceptibles”, y añadió que “las promesas de envío de fondos públicos que hicieron tantos países e instituciones internacionales, deben hacerse efectivas y materializarse en proyectos de reconstrucción serios y sostenibles en el tiempo”.

Explicó, además, que “a pesar de la crisis que nos atenaza, el apoyo que Manos Unidas ha recibido de los españoles, de nuestros socios, colaboradores y amigos, se ha mantenido bastante estable y ha superado nuestras previsiones”.

Los ingresos provenientes del sector público han caído en un 9,9%, mientras que las contribuciones de particulares han experimentado un aumento del 2,2% respecto al año anterior, así como el número de socios y colaboradores. “Sabemos que muchas familias pasan verdaderas dificultades aquí, por eso agradecemos especialmente el esfuerzo que la sociedad español hace al no olvidar a todos aquellos que sufren los dramáticos efectos de esta crisis ‘global’ más allá de nuestras fronteras”, destacó.

Finalmente, señaló que “nosotros hoy seguiremos trabajando, como lo llevamos haciendo hace más de 50 años. Exhortando, como nos recordaba Benedicto XVI en una reciente homilía, a los protagonistas de la política, de la economía y de la comunicación social a hacer cuanto esté en sus posibilidades para promover una cultura siempre respetuoso de la vida humana, para procurar las condiciones favorables y redes de apoyo a la acogida y desarrollo de ésta”.

En la rueda de prensa intervino también la misionera terciaria capuchina, de origen costarricense, María Damaris García, que lleva más de 15 años en Cotonou, Benin, trabajando en desnutrición y salud. Puso de manifiesto que “reducir la mortalidad infantil parecía algo que se podía lograr, pero no es tan fácil, es un desafío que compete a todos”. Por eso, “las cifras nos hacen seguir luchando para reducirla”. “No nos podemos callar. Todos juntos podemos lograrlo. Vale la pena luchar identificarnos con la lucha por la vida”.

Agencia SIC
Acerca de Agencia SIC 40347 Articles
SIC (Servicio de Información de la Iglesia Católica), es una agencia de noticias y colaboraciones referidas a la Iglesia en España, creada en noviembre de 1991 por el Episcopado español y dependiente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social (CEMCS).